Jessie Ampié
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La calidad de las aguas en la zona central del país donde se concentra la mayor cantidad de vetas de minerales preciosos, está en peligro, según varios estudios realizados por estudiantes extranjeros y del Instituto de Geología y Geofísica de la IGG-Cigeo de la UNAN Managua. La presencia de sedimentos y de metales pesados peligrosos está afectando los acuíferos superficiales y subterráneos.

Varios de los estudios de la calidad del agua y del estado de los suelos en dichas zonas fueron realizados en el marco del proyecto denominado "Remediación de suelos tóxicos contaminados por metales pesados (Biorem)", el cual está siendo financiado por el Programa de Cooperación Austriaca en Educación Superior para el Desarrollo y la Investigación (Appear).

Se espera que con los resultados de las investigaciones se trabaje en estrategias de biorremediación, es decir, la utilización de microorganismos para recuperar un ambiente afectado gravemente por la contaminación.

Katia Montenegro, del Laboratorio de Biotecnología de la UNAN, indicó que evaluaron la distribución y movilidad de los contaminantes porque a través de los hallazgos se puede ir viendo qué es lo que podría pasar en el futuro.

Aguas del Sucio, en realidad sucias

Uno de los estudios se centró en el río Artiguas o Sucio, en la localidad de Santo Domingo, Chontales. Los resultados arrojaron que las aguas tienen gran concentración de plomo, zinc, mercurio y cadmio.

"Las condiciones presentan riesgo para la vida acuática, el ecosistema es vulnerable a la toxicidad de los metales", resaltó Montenegro.

Agregó que el aumento en los precios del oro ha provocado un aumento en la minería artesanal, además indicó que algunos mineros usan mercurio y cianuro juntos para "asegurarse" de no dejar nada de oro.

"Es un gran problema ambiental, ambos elementos se acomodan y es más móvil para transportarse por las fuentes de agua", agregó Katia Montenegro, del Laboratorio de Biotecnología de la UNAN.

 

Fracturas cuelan tóxicos

El ingeniero Dionisio Rodríguez, director del IGG-Cigeo indicó que la cuenca en la parte baja de la localidad de Santo Domingo es una de las zonas más vulnerables, pues el agua se introduce en las fracturas y fallas y ahí mismo se cuelan los sedimentos contaminados.

"El IGG-Cigeo está trabajando en un modelo de geología estructural para entender mejor esa vulnerabilidad y la calidad del agua superficial y subterránea, el mayor riesgo es la contaminación del agua subterránea, que es la mayor fuente para la actividad doméstica", precisó.

Asimismo, señaló que determinarán con nuevos estudios qué extensión de las aguas están contaminadas.