•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El cabildeo en la mesa de negociación del salario mínimo podría ponerse más intenso la próxima semana, cuando faltan pocos días para cumplir con el plazo que establece la ley en un escenario donde el sector privado se niega a presentar su propuesta y mantiene el rechazo a un incremento del 18% que sugieren los trabajadores.

La mesa negociadora del salario mínimo fue convocada desde el pasado 17 de enero y la fecha límite para llegar a un acuerdo tripartito se vence el próximo 18 de marzo, cuando se acumulan los 60 días que otorga la Ley del Salario Mínimo.

“Ha habido respuesta concreta de parte de la empresa privada, lo que no ha habido es una respuesta pública, para no crear niveles de especulación como creó la propuesta del 18% en su momento. Recordemos que tuvimos una inflación alta en enero y estuvo impactada por esa especulación que tuvo efecto en el incremento de los precios de los productos de consumo básico”, dijo el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri.

Sindicatos presionan

Sin embargo, el Cosep está consciente de que a partir del 19 de marzo la Ministra del Trabajo, Alba Luz Torres, podrá fijar de manera unilateral un reajuste salarial. El pasado salario mínimo que se acordó en 2012 expiró el 15 de febrero.

“Los empresarios deben hacer su propuesta porque demasiado se han andado escondiendo (…) lo que están haciendo puede crear una anarquía, porque para nosotros el salario mínimo ya no existe desde que se venció el 15 de febrero”, dijo el dirigente de la Central Permanente de Trabajadores, CPT, Nilo Salazar.

El único acuerdo alcanzado en estas reuniones y aprobado por la Comisión Nacional del Salario Mínimo es el reajuste del 10% para las pequeñas y medianas empresas.

 

Buscarán diálogo

El dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, José Benito Escobar, Luis Barbosa, externó que durante la próxima reunión convocada este 7 de marzo, las organizaciones sindicales buscarán un diálogo “más intenso” para finiquitar las negociaciones.

“Estamos haciendo nuestro cabildeo y buscando un acercamiento (…) nuestra propuesta es del 18%, pero si no hay acuerdos y la ministra dice que el salario se incrementará en 100% no nos queda más que aceptar”, manifestó irónicamente Barbosa.