•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para no provocar alarma entre la población, el diputado y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Jacinto Suárez, recomendó ayer tratar con “cuidado” el tema sobre la acción colombiana de continuar reforzando la seguridad en las aguas del Caribe.

Por su lado el exministro de Defensa, Avil Ramírez, consideró “desafortunada” la decisión del presidente de ese país, Juan Manuel Santos.

Este viernes se conoció que el Gobierno colombiano continuó reforzando la fuerza naval en aguas del Caribe, al entregar cinco lanchas de reacción rápida tipo interceptoras a la estación de Guardacostas de San Andrés.

Ramírez manifestó que esta acción es “una expresión arbitraria de neocolonialismo” de parte de Colombia, y valoró que es “torpeza pensar que con amenazas se va a lograr lo que no fue posible a través del Derecho Internacional”, en alusión al fallo de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, del 19 de noviembre de 2012, cuando se le reconocieron a Nicaragua más de 90 mil kilómetros de territorio en el mar Caribe, en el litigio de Colombia contra Nicaragua.

“Colombia está pasando por una grave crisis porque no ha podido concretar la paz a lo interno de su país, entonces están buscando cómo desviar la atención para que los colombianos exalten el mensaje patriotero en búsqueda de clientelismo político interno”, opinó Ramírez, agregando que el presidente Santos está buscando beneficiarse de manera electorera con este tema.

Las cinco lanchas de reacción rápida que entregó el ministro de Defensa colombiano tienen una autonomía de 400 millas y capacidad de desarrollar velocidades superiores a los 50 nudos.

Tema delicado

Por otra parte, además del diputado Suárez, el coronel Orlando Palacios, jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, también pidió abordar con “cuidado” este tema, para no provocar alarma entre la población.

Palacios manifestó el viernes a El Nuevo Diario que el Ejército ya está informado sobre esta situación y tenían conocimiento de que incrementarían la presencia de la fuerza militar colombiana en la zona.

También dijo que el máximo jefe del Ejército de Nicaragua es el presidente Daniel Ortega, y él la semana pasada ya bajó instrucciones de ser cautos y tener serenidad.

 

"Es torpeza pensar que con amenazas se va a lograr lo que no fue posible a través del Derecho Internacional".

Avil Ramírez
Exministro de Defensa.