•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La organización defensora de inmigrantes “Hermanos en el Camino” denunció una ola de secuestros de centroamericanos, el último de ellos este domingo, a manos de grupos criminales en la zona sureste de México, y que han dejado al menos a un hondureño asesinado.

“Estamos preocupados, han sido varios secuestros en los últimos meses. Hoy hubo uno. Las autoridades, la Fiscalía General, saben de esto. Lo hemos denunciado, pero no hacen nada, no les interesa”, dijo a la AFP vía telefónica Alberto Donis, miembro del grupo “Hermanos en el Camino”.

Donis explicó que grupos criminales en los límites de los estados de Veracruz (este), Oaxaca y Chiapas (sureste) andan a “la caza” de centroamericanos, a los que les exigen US$100 para permitirles abordar el tren que viaja hacia la frontera con Estados Unidos.

“Si no les pagan, los secuestran, los retienen hasta que su familia en su país o en Estados Unidos paga un rescate que puede ser de US$1,000 hasta US$5,000”, añade el integrante de “Hermanos en el Camino”, que tiene un albergue para inmigrantes en Ixtepec, Oaxaca.

Los secuestros se han multiplicado desde octubre, e incluso en ese mismo mes un hondureño, que intentó escapar de los criminales en Medias Aguas, Veracruz, murió de un disparo en la cabeza, y posteriormente su cuerpo fue decapitado, según la denuncia.

Infiltrados en el tren

Donis aseguró que los secuestradores tienen “infiltrados” en el tren que los inmigrantes abordan en Chiapas, fronterizo con Guatemala, quienes conversan con los centroamericanos, y así saben si su familia tiene recursos para pagar un rescate.

La organización “Hermanos en el Camino” es encabezada por el sacerdote Alejandro Solalinde, reconocido en México y en otros países por su defensa de los inmigrantes, y que se ha enfrentado a grupos criminales, lo que le ha valido varias amenazas por las que en 2012 salió de México por un tiempo.

El albergue de esta organización ha atendido en los últimos días a cientos de inmigrantes centroamericanos sin documentos, que reciben alimento y pueden descansar y asearse antes de seguir su camino a “lomos de tren” hacia el norte de México, con la esperanza de cruzar ilegalmente a Estados Unidos.

En su paso por México, los centroamericanos son objeto de abusos y de extorsiones por parte del crimen organizado. La estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos (Ombudsman) estima que anualmente 20,000 inmigrantes son secuestrados para pedir rescate a sus familias.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus