•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 32 detenidos y tres policías lesionados levemente y decenas de champas destruidas con una pala mecánica, es el resultado del desalojo llevado a cabo por tropas antimotines de la Policía, la madrugada de este jueves en ciudadela San Martín, jurisdicción de Tipitapa.

“No vamos a permitir que se sigan usurpando propiedades”, sentenció el comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos, segundo jefe de la Policía en Managua.

El desalojo de los precaristas fue ejecutado sobre la base de un amparo policial solicitado por Miguel Vélez, en representación de la sociedad anónima "Yamira S.A.”, señaló la comisionada mayor Vilma Rosa González, segunda jefa de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía.

El lanzamiento de los “tomatierras” se realizó sin inconvenientes, pero "vagos con armas artesanales decidieron resistir", manifestó González.

Los 32 detenidos permanecen en la Delegación policial de Tipitapa, donde su situación legal es revisada “caso por caso", explicó la comisionada mayor González.

Policía recorre las calles

Después del enfrentamiento, policías antimotines recorrieron a pie y en patrullas las polvosas calles de Ciudadela San Martín, mientras las mujeres gritaban a los hombres: "Vienen los antimotines, escóndanse".

Mientras tanto, un grupo de mujeres con niños en brazos amenazaban con retomar la propiedad de 300 manzanas de tierra, alegando que no tienen dónde vivir, lo que motivó que la Policía dejara un pequeño contingente.

Jeaneth Quintanilla, una de las mujeres desalojadas, exigió poner en libertad a los detenidos, a la vez que solicitaba a los dueños de las tierras que les den la oportunidad de negociar con ellos la compra-venta de pequeños lotes de terreno.

Gran despliegue policial

En el desalojo realizado este jueves en Ciudadela San Martín, participaron 300 efectivos policiales, confirmó el comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos.

Este fue el segundo desalojo en días consecutivos, reveló el jefe policial, ya que el miércoles se realizó otro en los alrededores del Hospital “Carlos Roberto Huembes”, donde varias personas habían instalado champas en una manzana de tierra.

"La gente debe saber que todos los terrenos o predios baldíos tienen dueño, y la Policía Nacional no puede permitir la anarquía", dijo el jefe policial.