•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La dirigencia del Movimiento de Unidad Indígena y Afrodescendiente de la Costa Caribe de Nicaragua expresó, a través de un pronunciamiento, la necesidad de que el Gobierno promueva “un proceso de saneamiento no politizado” de los territorios indígenas.

Asimismo, hicieron un llamado a proteger la zona Caribe de la destrucción del medio ambiente en territorios como Bosawás pero también en río Bambana, Kukalaya, Wangki, río Coco, entre otras.

Hazel Law Blanco, de la directiva de la organización, expresó que el proyecto de Ley de Territorios que se discute actualmente en la Asamblea Nacional, violenta los derechos de estas comunidades, por no haber sido consultada y “trastocar la forma en que funcionan”.

“No es posible que quieran tratar igual a los territorios indígenas que a cualquier otro territorio privado o público”, indicó.

En tanto, Osorno Coleman Salomon dijo que esta nueva legislación violenta la Ley de Autonomía. Agregó que han pedido reuniones con diputados y miembros del Gobierno, sin recibir respuesta hasta la fecha.

Proteger a buzos

Otra de las propuestas que realizó esta organización es “crear una comisión”, que incluya su participación, para formular una propuesta de reconversión ocupacional para los buzos.

“La prórroga (del buceo en el Caribe) es solo un compás de espera, que ya en ocasiones anteriores no fue asumida por las instancias correspondientes”, señala el pronunciamiento.

Al respecto, Law Blanco manifestó que ha habido debilidad de las autoridades regionales por buscarle solución al problema.

“Se debe buscar nuevas alternativas de trabajo, mejorar sus condiciones, porque de lo contrario los buzos van a seguir muriendo. Hay que buscar una solución urgente”, indicó.

Los directivos de esta organización indígena caribeña aseguran que las peticiones fueron elaboradas tras la consulta con 1,294 representantes comunales legítimos que representan a 280 comunidades.

Mejorar infraestructura

Una de las demandas del Movimiento de Unidad Indígena y Afrodescendientes de la Costa Caribe es mejorar la infraestructura escolar en sus comunidades y mejorar la calidad de los docentes.