•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si los niños no tienen buenos hábitos de lectura y no manejan las técnicas modernas de lectura el aprendizaje siempre va a ser deficiente, considera el presidente del Foro Eduquemos, Ernesto Medina, por lo que bajo esa premisa esta organización impartió en los últimos tres días un taller a 32 técnicos de programas educativos de diferentes grupos empresariales.

La capacitación estuvo a cargo de Armida Izárraga, especialista en lectoescritura y en educación internacional en países en vías de desarrollo, graduada de la Universidad de Harvard, de Estados Unidos, y estuvo enfocada en la metodología de lectura y escritura de primero a tercer grados.

“La intención era que ellos vieran un panorama general de cómo funciona la lectura en los niños, desde los cinco años hasta los nueve años”, comentó Izárraga, quien reconoce que recientemente comenzó a aplicarse en Latinoamérica una técnica de enseñanza de la lectura que tiene como base la comprensión y no solo la codificación.

Sin embargo, en el caso de Nicaragua, Medina opinó que “al igual que la mayoría de los temas de educación, hay muchas deficiencias, comenzando por la formación de los maestros, ya que el tema de la lectura se ve como parte de los conocimientos transversales”.

“La experiencia ha demostrado que los niños de Nicaragua tienen muchas dificultades para comprender lo que están leyendo, para asimilar lo que leen”, dijo el también rector de la Universidad Americana, UAM.

Es la hora de acciones concretas

Los 32 técnicos capacitados son miembros de programas educativos que impulsan grupos empresariales como CISA Exportadora, Pantaleón, Lafise Bancentro y Amcham, entre otros, los cuales tienen incidencia en 400 escuelas a nivel nacional, y en más de 82,000 pequeños de primero a tercer grados.

Carolina Castro, directora del proyecto Alianzas Dos, explicó que este taller es parte de una serie de acciones en pro de la educación, que ha impulsado esta organización en los últimos dos años y medio, gracias al financiamiento de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos, Usaid, y el sector privado nicaragüense.

“Por cada dólar que aporta Usaid, el sector privado aporta US$3. Usaid ha aportado US$3.3 millones, entonces el sector privado ha aportado más de US$10 millones para beneficiar proyectos de educación, salud materno infantil y nutrición, VIH y gobernabilidad”, detalló Castro, quien afirmó que en el caso de proyectos de educación se han destinado US$6 millones.

Menos hablar y buscar soluciones

El presidente del Foro Eduquemos, Ernesto Medina, dijo que ya se ha discutido mucho sobre los problemas de la educación en Nicaragua, por lo que ya es hora de comenzar a plantear alternativas y soluciones a los mismos.