•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Debido a la limitada capacidad del mercado de Jinotepe, cientos de personas que se dedican al comercio para sobrevivir se han ido tomando las calles centrales de la ciudad donde han montado improvisados tramos para ofertar perecederos, ropa, zapatos y otros accesorios, entre gran cantidad de productos.

Las ventas de víveres se han tomado las calles aledañas a este populoso centro de compras y en las aceras cercanas a la Parroquia Santiago Apóstol, se pueden observar carpas donde se venden y exhiben zapatos, ropa usada y comestibles.

El presidente de la Cámara de Comercio Agricultura e Industria de Carazo, Aquiles Jaén, señaló que la expansión desordenada del mercado es un problema que el municipio viene acarreando desde hace muchos años.

“Esto es un desorden, varias administraciones edilicias han pasado y ninguna ha tenido la capacidad de resolver el problema", reconoció.

Jaén manifestó que muchos comerciantes llegan a tomarse las calles por la necesidad de trabajar pero poco a poco se van expandiendo y apropiándose del espacio público. El representante del sector comercio cree que el mercado municipal requiere de un reordenamiento para que la ciudad recupere su estampa.

Iglesia tomada por comerciantes

Los alrededores de la Basílica Santiago Apóstol, ya no pueden ser transitados porque en ellos convergen vendedores informales, limosneros y niños mendigos.

Manuel Aburto, sacristán de la basílica, comentó que este bien religioso está "opacado" debido a esta situación, “ya la gente que nos visita no quiere ni acercarse, sienten temor", afirmó.

Dennis Calderón, vendedor de Lotería explicó que ya el mercado prácticamente se ha tragado a la ciudad y por ende a la iglesia, lo cual además provoca una gran acumulación de basura en las calles y andenes.

Rechazan reubicación

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Carazo, la solución es reordenar el viejo centro de compras y mudar el mercado a otro establecimiento en una zona periférica de la ciudad.

Esa propuesta no es del agrado de la mayoría de los vendedores. Yader Ampié, propietario de un establecimiento comercial, afirmó que su negocio tiene más de 30 años de funcionar en ese lugar y no le parece justo cambiarse a uno nuevo.

"En las afueras de la ciudad nadie llegaría a comprar", alegó.

Otro comerciante que se refirió al tema fue Alexander García, vendedor de abarrotes, "si el local presta las condiciones y se muda también la parada de microbuses nosotros nos mudamos”, declaró García.

Al respecto Wilmer Quant, secretario de la Cooperativa “Miguel Acuña In Memoriam”, Cootrama, dijo que el gremio de transporte no ve muy factible mover la parada de microbuses a otro lugar que no sea el centro del actual mercado.

De forma extraoficial El Nuevo Diario conoció que la comuna de Jinotepe mantiene conversaciones con la Iglesia católica, Policía Nacional y comerciantes para realizar una reestructuración del mercado municipal a mediados de este año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus