•   Nueva Segovia Y Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cinco mil 500 euros es el valor que exigen a la familia de Omier Danilo Peralta Toledo, de 19 años, para repatriar sus restos desde Donostia, país vasco en España, a Nicaragua.

Su madre, Yamileth Toledo, dijo por teléfono que su hijo fue arrollado la mañana del sábado 2 de marzo por un tren de mercancías. "Él salió el viernes a visitar un amigo y no regresó, y lo reportamos a la Policía, ya el miércoles (último) dieron con nosotros y nos dijeron que mi hijo estaba muerto", relató.

Entre la desesperación acudieron a la Embajada de Nicaragua en España para solicitar ayuda económica, "pero nos dijeron que no tienen recursos para esas cosas, que solo nos podían ayudar en la tramitación de los documentos para agilizar la repatriación", se quejó.

Solo una joven de nombre Natalia se comprometió con sellar y agilizarle la documentación para repatriar el cuerpo de Omier.

Acuden a la solidaridad

Yamileth jamás imaginó que la ayuda que pide para otros migrantes nicaragüenses en España, a través de la “Fundación Linda Nicaragua”, hoy la necesite para repatriar hasta Ocotal, Nueva Segovia, los restos de su hijo Omier. El joven pereció arrollado en el barrio Intxaurrondo, en Donostia-San Sebastián, país vasco en España.

Yamileth Toledo es una nicaragüense que labora como empleada de hogar en España, y a través del hilo telefónico dijo que el cuerpo de su hijo se encuentra en Medicina Legal del Hospital de Donostia-San Sebastián.

Dice que si tuviera los recursos no solicitaría ayuda, “pero apenas hace un mes y medio que comencé a trabajar, mi marido trabaja dos horas nada más. El piso --alquiler de casa-- que pagamos cuesta 750 euros, y yo solo gano 850”, detalló.

Agradece a sus compatriotas que están en la región vasca, quienes se han abocado a acompañarles en el dolor, según ella, distribuyen alcancías en auditorios públicos y cibercafés, así como rifas para recaudar fondos.

Se fueron hace 6 años

Según doña Imelda Olivas Medina, abuela del infortunado joven, su hija (Yamileth) lleva 6 años en España, adonde emigró en compañía de su esposo, Danilo Peralta, y tres hijos más. A Omier Danilo lo habían mandado a traer cuando tenía 14 años, y a sus 19 estudiaba un curso de formación técnica en la localidad de Donostia.

Toledo comentó que su mayor aspiración de su estadía en España es trabajar para comprarse una casa en Ocotal, ya que su mamá y otros dos hijos que tiene aquí, están alquilando en el barrio “Danilo Ponce”. No obstante, con la crisis económica que azota a España, dice que la vida será más difícil, más ahora que se les ha sumado esta tragedia.

En Nicaragua, hermanos mayores de Omier abrieron dos cuentas en el Banco de la Producción, Banpro, por si usted desea ayudar a la familia. La cuenta abierta en córdobas es la número 10021309248486 y la cuenta en dólares es la 10021318663427, las dos a nombre de Luis Amado Úbeda Toledo.