•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un permiso de 90 días para estar en Honduras, otorgaron las autoridades de Migración del vecino país del norte a los 21 nicaragüenses que llegaron el pasado fin de semana a solicitar “refugio político” en la Policía, según sus testimonios, porque se sienten víctimas de persecución por parte del gobierno de Nicaragua.

En tanto, tres menores de edad, de 14, 16 y 17 años, fueron entregados al Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia, que los trasladó a Tegucigalpa para tenerlos en un centro de protección.

Según el diario El Heraldo, que citó fuentes del gobierno, los nicaragüenses adultos fueron autorizados a vivir en casas particulares, porque el Estado carece de capacidad para proveerles alimentación y alojamiento.

Según Amílcar Sánchez, director de Migración, el permiso de tres meses les dará tiempo para emitir un informe conjuntamente con el Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados, Acnur.

Los nicas permanecieron hasta el viernes último bajo custodia en un local de la Estación policial, donde solo eran asistidos con medio tiempo de comida y una frazada entregada por la Cruz Roja.

Los refugiados provienen de distintos lugares de los departamentos de Jinotega, Matagalpa, RAAN, RAAS y Nueva Segovia.

De acuerdo con los datos que proporcionó Nelson Morgan, encargado de Migración en El Paraíso, en total fueron 30 nicaragüenses los que ingresaron, pero 6 de ellos decidieron retornar porque adujeron que habían sido engañados para llegar allí.

Lo que justifican

Luis Alberto López Midence afirmó que “he sufrido persecución de la Policía de Nicaragua, varias veces”.

Midence dijo que prefieren que los manden a otro país o los dejen regresar a las montañas nicaragüenses, refiriéndose a las intenciones de las autoridades catrachas de regresarlos a su país, al no aplicar los méritos para considerar un asilo político.

Impunidad

Baltasar Canales dijo ser hijo de Róger Canales, asesinado hace un año en Kukawás por miembros del Ejército y la Policía. Dijo que su padre era un concejal liberal y aspirante a la comuna de ese municipio para las recientes elecciones municipales.

Añadió que otros hermanos suyos andan huyendo, después que vieron que el presunto autor de la muerte de su padre había sido liberado.

El caso más dramático es el de la adolescente Reyna Isabel González Fernández, de 17 años, oriunda de San Pedro del Norte, departamento de Matagalpa.

Relató que el motivo de huir a Honduras, fue por un hecho que le marcó su vida. “Yo iba a ordeñar unas vacas, y unos policías me alcanzaron, algunos enmascarados, me preguntaron por todos los de mi casa, después me bajaron a la fuerza de la bestia donde iba”.

Añadió que después llegaron a su casa, sacaron a su mamá y a sus hermanos, y al mayor de ellos lo golpearon. “Tomaron un cerdo, lo destazaron, lo cocinaron y se lo comieron delante de nosotros que aguantábamos hambre”, relató.

Pedro Joaquín González Calero, de 60 años, también de San Pedro del Norte, dijo que pide refugio en Honduras porque partidarios del gobierno de Ortega lo acosan por oponerse a su política.

Orlando Santiago Martínez, de 14 años, originario de El Tortuguero, RAAS, dijo que llegó a Honduras solo en compañía de un amigo. Contó que “me penquearon y me encerraron una noche en la cárcel”, dijo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus