•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el camino que conduce a la comarca Piedra Menuda, de Nindirí, localizada en el kilómetro 21 de la carretera Managua-Masaya, es común ver a pobladores en carretones halados por caballos buscando agua para llevar a sus casas.

En ese lugar, la falta del líquido agobia a centenares de personas, que tienen literalmente de “adorno” las tuberías.

“Cada verano es lo mismo, siempre se sufre por el agua. En cambio, en el invierno, podemos agarrar el agua de la lluvia, la que nos sirve para lavar la ropa, los trastos…”, dijo la pobladora Paula Mena.

Agua en promesa

Explica que para obtener el líquido tienen como opción comprárselo a dueños de pipas que llegan hasta el lugar, pero no siempre todos logran obtener agua por esa vía.

La desesperación que pasa esta comarca por la falta del recurso ha motivado que grupos de pobladores se organicen para interceptar las pipas que llegan a vender el líquido.

“Acá hay mucho alboroto por el agua. La otra vez vino la pipa, y una muchacha se llevó parte del agua, el conductor dejó en otra vivienda la otra parte, y parece que se incomodó al ver que los otros vecinos le reclamamos”, mencionó la afectada.

A los vecinos después les aseguraron que les enviarían pipas con agua de forma permanente, pero nunca cumplieron. Ellos pagan C$600 por una pipa que contiene 20 barriles, cada barril luego es ofrecido entre C$25 y C$30.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus