•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Costa Rica invertirá más de 80 millones de dólares para reparar la polémica trocha “1856 Juan Rafael Mora”, construida a orillas del nicaragüense río San Juan para, según el Gobierno tico, impulsar el desarrollo de la zona y resguardar la soberanía nacional tras la disputa con Nicaragua en 2010 por una pequeña franja en Isla Calero, en la desembocadura del río en el mar Caribe.

La construcción de la carretera junto al río ha generado protestas en Managua, y organizaciones defensoras del medio ambiente interpusieron una demanda ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), por considerar que afecta la flora y fauna de la zona.

En enero del 2012, la CIJ ordenó a Costa Rica suspender la carretera para proteger el ecosistema del río San Juan, a lo que el Gobierno costarricense respondió que no reconoce ni ha reconocido nunca la jurisdicción de esa Corte regional.

Proyecto empañado por escándalos de corrupción

La obra fue paralizada el año pasado por falta de presupuesto, y la Fiscalía tica tiene acusación contra exfuncionarios públicos y empresarios que estuvieron a cargo de la primera etapa, cuestionados por actos de corrupción, falta de diseño y pésima estructura de la misma.

Para empeorar la situación, el invierno del año pasado hizo cuantiosos daños a la trocha, derribando la mayoría de los puentes de la misma.

El ministro costarricense de Obras Públicas y Transportes (Mopt), Pedro Castro, informó que reconstruir los 160 kilómetros de la carretera tendrá un costo de 41,600 millones de colones. En la primera etapa de la obra, el Gobierno costarricense invirtió más de 20 mil millones de colones (más de 40 millones de dólares).

A partir de la próxima semana, el Mopt licitará entre cuatro empresas el diseño de un primer tramo de 30 kilómetros comprendido entre Los Chiles y Boca de Pocosol, en San Carlos.

Estudio revela afectación a biodiversidad

Un reciente estudio realizado por expertos nicaragüenses concluyó que la construcción de la carretera junto al caudal afectó al menos a 600 especies de animales.

“Entre los impactos sobre la biodiversidad se destacan daños directos sobre la zona del corredor binacional por 44 especies en su movilidad terrestre y acuática, 600 por impacto en su hábitat, y 150 en su condición de irreemplazables”, señala el informe del Centro de Investigación para los Recursos Acuáticos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (CIRA-UNAN), el Centro Humboldt y la Fundación del Río, quienes trabajaron por más de un año en la realización del estudio.

 

Preserve Planet certifica daño

Luis Diego Marín Schumacher, coordinador regional en Costa Rica de la organización mundial  Preserve Planet, declaró a El Nuevo Diario que la obra sí afecta la biodiversidad de esa zona protegida.
“Apoyo cien por ciento el estudio. Para nuestra organización el proyecto de la denominada “Trocha Fronteriza”, ha sido el mayor desacierto de la Administración de Laura Chinchilla”, dijo.
 “El mismo se dio sin ninguna necesidad y solamente sirvió para destruir los frágiles ecosistemas de la zona y, por supuesto, para generar uno de los mayores desfalcos financieros en la historia del país. Tal parece que inventaron el asunto de construir un camino con la única finalidad de robar millones de dólares al fondo del  Estado”, enfatizó Schumacher.
El ecologista dijo que expertos de Preserve Planet visitaron la zona el año pasado y notaron serias deficiencias como la falta de alcantarillas y desagües para la gran cantidad de humedales presentes en el sitio.