•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras abandonar injustificadamente la mañana del 6 de marzo la sala del Juzgado Segundo Local Penal de esta ciudad, donde se desarrollaría el juicio oral y público en su contra, la subcomisionada Petrona Auxiliadora Varela, exjefa de la Comisaría de la Mujer y la Niñez del departamento de Chinandega, irá a juicio el próximo viernes acusada por lesiones psicológicas leves y lesiones psicológicas graves contra sus exsubordinadas.

Darlina Cajina Tórrez, jueza Segundo Local Penal de Chinandega, dijo que Varela responderá por las acusaciones presentadas por sus exsubordinadas Sandra Johana Álvarez Espinoza, Mercedes Leonor Mendoza Pérez, Ileana del Socorro López, María José Altamirano y Ariana Lilieth Regalado Acosta.

Los hechos

“El juicio se estaba desarrollando y la acusada lo irrespetó, desconozco por qué abandonó la sala. Todo está listo para el próximo 15 de marzo, después de un año de iniciado el proceso”, expresó.

Dijo que Varela ha tenido tres abogados particulares que evadieron enfrentarse al debate y procurar demostrar la inocencia de la subcomisionada, que ahora es representada por la defensora pública María del Pilar Fajardo Díaz.

Abogado acusador dice que la benefician

Roberto Lira, abogado acusador de Varela, afirmó que se ha dado un proceso de reprogramaciones en el juicio oral y público de la subcomisionada Auxiliadora Varela, quien de acuerdo con la acusación de la Fiscalía, de 2008 a 2012 --cuando fungió como jefa de la Comisaría-- trató con gritos, insultó y desvalorizó a sus exsubordinadas, provocándoles lesiones.

“El 6 de marzo, Varela se retiró porque llegó una carta de su jefe, el comisionado mayor Douglas Pichardo, quien la mandó a llamar para una emergencia, y ella sigue laborando en el edificio policial de Chinandega. Si fuese una persona de escasos recursos y sin cargo como el de ella, ya estuviera preso”, indicó.

La defensora Fajardo Díaz confirmó que su representada se marchó de la sala por el llamado de Pichardo, “fue por razones ajenas a su voluntad, y porque es una funcionaria pública”.

Las cinco víctimas esperan que resplandezca la justicia, para que ese tipo de actos cometidos por la subcomisionada Varela, no se repitan.