•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El director del Servicio Federal de Control de Drogas (FSKN, por sus siglas en ruso) de Rusia, Víctor Ivanov, informó ayer al presidente de ese país, Vladimir Putin, sobre el desmantelamiento de una red de narcotraficantes en el marco de un operativo conjunto con Nicaragua, realizado en los primeros días de marzo.

“Gracias a nuestro apoyo logístico se ha logrado desmantelar una gran red de narcotraficantes encabezada por un mexicano llamado Martín Flores, que estuvo al servicio del cártel mexicano Los Zetas”, dijo Ivanov al mandatario ruso, precisando que la agrupación narco ha establecido estrecho contacto con delincuentes europeos para suministrar cocaína no solo a Europa, sino también a Rusia.

Rusia y Nicaragua firmaron en febrero del año pasado un acuerdo de cooperación para combatir el narcotráfico, que estipula el intercambio de asistencia técnica, asesoría e información, y ejecutarán operaciones coordinadas contra el narcotráfico y el crimen organizado.

El Nuevo Diario llamó al comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, quien afirmó que el señor Ivanov se refiere a la Operación Temis.

En la misma se realizaron 63 allanamientos en Managua, Rivas, Masaya, Matagalpa y Chinandega, en la cual se capturó a Martín Sánchez Flores, entre otras personas.

Según el informe que brindó la Policía Nacional el 4 de marzo, en dicho operativo se desmantelaron las células de apoyo a un narcotraficante de origen mexicano identificado como José Joel Torres Chaperón, quien conformó varias células que le brindaban apoyo logístico, recibían y almacenaban la droga, y transportaban y daban seguridad a los envíos.

Además de Chaperón, la Policía dijo que también eran parte de la célula criminal Martín Sánchez Flores, y los cabecillas nicaragüenses José Martín Cantillano López (“El Chinillo”); José Aurelio Solís Solís, “Cabeza de Bote”, y Pedro José Ortiz Meneses (“Nacatamal”), ambos originarios de Rivas.

Tras la múltiple operación, 26 personas fueron detenidas, se incautaron US$13,769, C$207,083 y 33,500 pesos mexicanos, además de 63 inmuebles, dos camiones, veinte vehículos livianos, 22 motocicletas, 15 lanchas, 15 motores marinos y cuatro armas de fuego.

El acuerdo que firmaron Rusia y Nicaragua sentó las bases jurídicas firmes a fin de activar los vínculos para el intercambio de información sobre el narcotráfico, la actividad de organizaciones criminales, las redes de trasiego y la ejecución de operaciones conjuntas.

Según expertos, en los últimos tiempos se observa un brusco aumento del narcotráfico desde América Central hacia Europa a través de África Occidental y de la delincuencia trasnacional.

 

Especializan a cuadros policiales

En el marco de la suscripción del convenio de cooperación entre Rusia y Nicaragua, el director del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia (FSKN), Víctor Ivanov, indicó que en un futuro su país podría construir en Managua un centro de capacitación de “cuadros profesionales”, sin ofrecer mayores detalles.

En mayo de 2012, el FSKN organizó unos cursos para preparar policías centroamericanos en la lucha contra el narcotráfico. Unos 30 efectivos de las fuerzas del orden de Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Panamá y Honduras fueron los primeros en pasar los cursos.