•   Granada y Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El acceso a las instalaciones del Sistema Penitenciario de Granada se mantuvo bloqueado el día de ayer tras los disturbios ocurridos la noche del miércoles cuando los reos intensificaron una huelga de hambre que sostenían para demandar el cumplimiento de las órdenes de libertad.

Solo familiares cercanos de los prisioneros pudieron entrar, tras identificarse ante un retén instalado a unos 300 metros antes de llegar al penal. END intentó ingresar para solicitar una entrevista con el alcaide Darling Iván Morales y conocer una versión oficial de los hechos, pero se nos impidió el acceso desde dicho retén.

Situación similar se vivió en el Hospital Amistad Japón-Nicaragua de esta ciudad, donde los médicos no quisieron brindar información sobre el estado de salud de los privados de libertad que resultaron lesionados y que fueron atendidos en este lugar.

Familiares exigen explicaciones

Hasta la tarde de ayer, los familiares expresaron no tener información respecto a las condiciones de salud de los internos, pese a las solicitudes hechas a las autoridades carcelarias.

“Supimos que se llevaron a 20 de ellos a La Modelo, en Tipitapa, sin que nos avisaran. Nosotros queremos que el alcaide dé la cara y nos explique qué les hicieron a nuestros familiares… que estén presos no quiere decir que no tengan derechos”, manifestó doña Marcela Ortiz, del departamento de Rivas.

Carolina Espinoza agregó que se trataba de una protesta pacífica, “no entendemos por qué los del Sistema Penitenciario metieron a los antimotines para golpearlos y tirarles gases lacrimógenos”, dijo.

Ciriaco Rodríguez, cuyo hijo guarda prisión, también expresó molestia por la actuación de la Policía y dijo que mientras los reos pedían la intervención de una comisión de gobierno “lo que les mandaron fue a antimotines”, señaló.

Versión desde la cárcel

Varios reos que se comunicaron con El Nuevo Diario señalaron que los antimotines ingresaron a las ocho de la noche lanzando lacrimógenas y disparos de balines hiriendo a cinco de los presos.

Aseguran que 9 fueron trasladados a La Modelo y otra cantidad no especificada a El Chipote.

Entre los que fueron trasladados a “La Modelo”, nombran a los hermanos José Heriberto y Alexander Orozco, Bayron y Milton Pérez Vílchez, este último resultó herido. Todos son originarios de Rivas.

Según María Magdalena Pérez, esposa de Milton, como familiares no se les permitió el acceso al penal de Granada “y al llegar a Tipitapa, tampoco, y allí los tienen con la misma ropa, investigándolos para que digan quiénes eran los cabecillas de la huelga”, aseguró.

 

Privados denuncian:

Sobrepoblación carcelaria

Mala alimentación

Pésima atención médica

Condiciones precarias e infrahumanas

Maltrato de los oficiales

Desgaste físico, psicológico y económico de sus familiares