•  |
  •  |
  • END

Una verificación in situ de EL NUEVO DIARIO ayer en los barrios de Managua, puso al descubierto que los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) del partido de Gobierno, manejan el dinero de la venta de granos que la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabás) les abastece, y eso convierte la operación en clientelismo político originado en el tráfico con la necesidad social.

Este mismo recorrido demostró que lo dicho por la primera dama Rosario Murillo, no era cierto, y que la confusión Enabás-CPC, confirma la denuncia que se ha hecho de que los que CPC son organismos paraestatales, en una peligrosísima confusión Estado-Partido.

Según Róger Alí Romero, Director Ejecutivo de Enabás, hasta ahora se han distribuido 1,900 quintales de frijoles --rojo y negro--, en Managua y en otros departamentos.

El funcionario dijo que la proyección del Gobierno es llevar hasta la población entre 1,900 y 2,000 quintales por semana de este mismo grano, con el objetivo de disminuir su precio.

En los puestos de venta montados por Enabás, la libra de frijoles rojos se vende a 12 córdobas, y la libra de frijoles negros, a seis córdobas.

Sin embargo, existen interrogantes alrededor del origen de los frijoles acopiados por el Gobierno, ya que mientras la posición oficial es que provienen de la compra a los productores nacionales, existe información de que se han realizado importantes donaciones que no se han dado a conocer a la ciudadanía.

Anoche, el gobierno de China Taiwan entregó al gobierno del presidente Daniel Ortega, 300 toneladas de arroz, las cuales forman parte de un cargamento de 5,300 toneladas métricas que serán vendidas a la población. La libra del arroz chino se venderá a 4.50 córdobas, según anunció el Gobierno.

¿Quién controla los CPC?

La pregunta que surge ahora es: ¿Quién controlará a los miembros de los CPC? Lino Hernández, Vicepresidente de la Contraloría, aclaró que dicha entidad no puede fiscalizar a estos consejos, porque según él, no manejan fondos públicos.

Ariel Bucardo, Ministro Agropecuario, afirmó ayer a EL NUEVO DIARIO: “Aquí lo que pretendemos es que los Consejos del Poder Ciudadano controlen a la institución del Estado, para que garanticen que el precio a los consumidores llegue de manera justa”.

Marvin Solórzano, coordinador de un CPC en el municipio de Esquipulas, departamento de Managua, confirmó que, efectivamente, no le rinden cuentas “a ninguna institución”.

“Nosotros organizamos en nuestro lugar, y armamos el paquete, y se le vende y se le da. La población tiene confianza en sus dirigentes. Cuando hablo de dirigentes, me refiero a nosotros, que nos hemos puesto al frente para organizarlos a ellos, para que tengan mejores beneficios en sus áreas”, afirmó.

Así se venden los frijoles los CPC

En los puntos de ventas visitados no vimos a ningún funcionario de Enabás. El producto es comercializado directamente por el “coordinador del gabinete de los CPC” del barrio, o por algún familiar del mismo.

Por ejemplo, en el punto de venta de Batahola Norte, a cargo de Melba Fátima Urbina, los frijoles eran vendidos ayer por su esposo, Rodolfo Cuéndiz, quien nos atendió cordialmente.

“Nosotros vendimos ayer (martes) ocho mil pesos, de los nueve mil que debíamos entregar. Hoy (ayer) entregamos los ocho mil pesos que vendimos, y nos trajeron cinco quintales más de frijol rojo, y uno de frijol negro. Cuando ellos regresen les entregamos otra vez lo que hemos vendido, y así supongo que vamos a ir hasta que ya digan que no es necesario que sigamos con eso”, explicó.

Los nueve mil córdobas a los que se refiere Cuéndiz equivalen a cinco quintales de frijol rojo y cinco del negro. Este punto de venta es abastecido por el funcionario de Enabás, Raúl Álvarez, a quien se le entrega la plata.

Cuéndiz aseguró que no obtienen ningún tipo de ganancias, ya que es para beneficiar al pueblo. “No nos han dado nada, ni nos han insinuado siquiera”, añadió.

En el barrio Monseñor Lezcano visitamos el punto de ventas a cargo de Carlos Aguirre, quien no se encontraba en el lugar. En este caso también fuimos atendidos por la persona encargada de vender el producto.

A este lugar llevaron ocho quintales de frijol rojo, y uno del negro. Sin embargo, la persona que despachaba dijo desconocer el acuerdo con Enabás.

Contraloría: “Nada tenemos que ver con CPC”
“Si gente de Enabás está distribuyendo productos a través de esos órganos, pues será el director o presidente de Enabás quien nos tendrá que rendir cuenta de eso, porque se trata de fondos del Estado”, dijo el contralor Lino Hernández. Agregó que si los frijoles están llegando al país como producto de una donación, ésta deberá reportarse a la CGR.

“No es que (los CPC) estén fuera de control o sin fiscalización, lo que pasa es que hasta donde entiendo son formas de organización que todavía ni se sabe si son legales o ilegales, que han sido creadas por el Ejecutivo, pero sin recursos porque no pueden manejar recursos del Estado, hasta donde entiendo yo”, explicó.

Durante el acto de donación del arroz taiwanés, le consultamos a Ariel Bucardo, titular del Mag-For, quién controlaba a los CPC. El ministro respondió que los CPC “no son los que venden”.

“Lo que ellos hacen es la coordinación para la ubicación de las personas más pobres que requieren los granos, ubicar los lugares para poner los puestos de venta, y Enabás contrata a alguien para que venda a los pobladores. Es decir, el que vende es Enabás de manera directa”, dijo.

¿No hay interés partidario?

“No. El arroz y los frijoles son para todo mundo, para que la gente los compre. Aquí el interés es apoyar y ayudar al bolsillo de los consumidores para que no sigan comprando a precios especulativos. Esto no es político. Al que llega se le vende.

Róger Alí Romero, Director de Enabás, también sostuvo que los miembros de dichos consejos no tocan dinero.

“En general no. O sea, tenemos gente allí que nos ayuda a pesar, a promover la venta, pero tenemos a alguien que recibe la plata. El dinero lo controlamos nosotros día a día. Y hacemos recuentos de inventario, y todo lo llevamos auditado. Esto lo hacen funcionarios de Enabás”, concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus