•  |
  •  |
  • Corresponsal Costa Rica / END

Las primeras imágenes de Yurelia y Fiorella con vidas separadas comenzaron a conocerse a través del Hospital Infantil Lucile Packard, de California. Ellas aparecen después de que el pasado 12 de noviembre fueran separadas con éxito.

El cirujano costarricense Carlos Esquivel, miembro del equipo que las intervino, informó que su estado es satisfactorio y que lo más importante es que están superando las llamadas semanas críticas.

Su estado es tan saludable que han jugado con sus padres María y Luis y entre ellas mismas. Incluso han mostrado deseos de caminar, pero aún es prematuro por las heridas.

El galeno dijo que Yurelia es la que muestra más avances en su recuperación, sin embargo Fiorella, aunque necesita respiración artificial pronto dejará la Sala de Cuidados Intensivos.

En las primeras imágenes dadas a conocer al mundo, las niñas aparecen jugando con su mamá María Elizabeth Arias, con los médicos y enfermeras; y también con su papá, José Luis Rocha.

Médicos “satisfechos y encantados”

Según las autoridades del hospital, ambas podrían estar dejando el centro en pocas semanas, aunque su retorno a Costa Rica podría esperar un mes más.

Después de la separación, Yurelia fue objeto de otra cirugía para corregirle una afección congénita en el corazón. Asimismo, a ambas les practicaron una cirugía reconstructiva para poder cerrar bien las aberturas que dejó la separación en el tórax.

Por su parte, el Dr. Gail Wright comentó en una nota de prensa del hospital, que los médicos, familiares y miembros de la Fundación promotora de la operación, Mending Kids Internacional, están “satisfechos y encantados”, tanto por los resultados como por la evolución de recuperación.

El experto cardiovascular agregó que la vigilancia para evitar sangrados e infecciones ha sido especial, y que todos confían en que las niñas podrán desarrollar una vida normal.

“Faltará hacerle tratamientos y chequeos, pero es lo normal para estos casos”, acotó, al tiempo que reiteró que después de que las heridas sanen, comenzará una etapa más intensiva de fisioterapia, pues actualmente no les hacen muchos esfuerzos por las heridas.

“En general, han sido muy pocas las sorpresas en este caso y la recuperación de las niñas está en camino”, comentó optimista.

Esperan su regreso


Milton José Arias, hermano de Yurelia y Fiorella, manifestó su alegría por lo bien que están sus hermanas. Expresó que no halla la hora en que regresen para poderlas chinear y jugar con ellas.

Agregó que casi a diario se comunica con su mamá o su papá, quienes le informan del estado de las niñas. “Gracias a Dios todo salió bien, y lo mejor es que están sanando. Ojalá que pronto regresen”, expuso.

Milton confesó que a lo interno de la familia celebran cada avance, y que siempre están rezando y haciendo invocación a Dios. “Es cierto que van por buen camino pero no hay que dejar de orar”, sostuvo.

Mientras que su abuela, María Teresa Arias, quien llegó de Nicaragua desde que nacieron para ayudar en el cuido, espera con ansia su retorno.

“Sé que será más trabajo porque ahora no es una sino dos. No importa, pues son una bendición para la familia. Ojalá pronto estén aquí para cuidarlas”, adujo.

Nuevamente llamaron a la solidaridad de los ticos y nicas, porque cuando lleguen se necesitará de mucho apoyo para la recuperación total de Yurelia y Fiorella.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus