•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando hablamos de ahogamiento por sumersión nos referimos a un tipo de asfixia motivada por la penetración de una sustancia líquida a los pulmones, la cual desplaza el oxígeno que hay en ellos.

ahogamiento

La sumersión puede ser de dos tipos: completa, cuando todo el cuerpo está dentro del medio líquido, e incompleta cuando solo están la boca y la nariz. Entre los principales factores para perder la vida ahogados está introducirse a un cuerpo de agua profundo y desconocido sin saber nadar, o después de haber comido y bebido alcohol en exceso, o ambos factores.

Cuando el sujeto cobra conciencia de que no puede dominar la situación y reconoce estar en un peligro de muerte, sufre un período de dos a diez minutos en medio de una gran agonía.

Obligatoria cautela

Siempre que vaya a introducirse al agua, en especial después de haberse asoleado mucho, conviene acostumbrar el cuerpo al cambio de temperatura corporal a través de una ducha previa.

Quienes se introducen bruscamente al agua, en especial al agua fría, pueden sufrir un ahogamiento por el mecanismo de sumersión-inhibición (hidrocución), también llamado “colapso vaso-vagal” que da como resultado que se paraliza la respiración y cae en el fondo, muriendo por ahogamiento.

Es el caso de quienes cambiaron de temperatura rápidamente en su cuerpo, historia de alergias de piel, encontrarse en período de digestión o copiosa ingesta alimentaria.

Las enseñanzas de tantas muertes inútiles están a la vista. Una inmensa mayoría de los ahogados abusaron del consumo de alcohol, que los impulsó a la imprudencia temeraria, por lo cual deberemos continuar insistiendo en el llamado “consumo responsable” de estos productos.