•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Agentes de Regulación del Transporte Municipal de Ciudad Sandino, Retramcs, con el apoyo de la Policía de Tránsito “crucificaron” este Domingo de Ramos a todo taxista procedente de la capital que pasaban por el kilómetro 10 de la Carretera Nueva Managua-León. Los inspectores de Retramcs obligaban a los taxistas a detenerse, y luego les extendían una citatoria municipal bajo el argumento de que estarían violando una ordenanza local que prohíbe a los taxistas capitalinos ingresar a ese municipio con pasajeros.

Inspector energúmeno

La presencia del equipo periodístico de El Nuevo Diario provocó que uno de los inspectores de Retramcs que lucía lentes oscuros reaccionara como energúmeno gritando: “¿Quiénes son ustedes para tomar fotos?”, y cuando el reportero gráfico respondió que hacía su trabajo la respuesta fue: “Te voy a demandar. A mí me valen v… los medios de comunicación”.

Jesús Silva, uno de los taxistas citados, calificó de “ilegal” el proceder de los agentes de Retramcs y de la Policía, porque hace un mes el acalde de Ciudad Sandino, Manuel Pinell, suscribió acuerdos que permiten a los taxistas capitalinos ingresar en ese municipio con pasajeros, y a sus colegas de ese municipio salir con clientes a la capital.

Silva aseguró que la citatoria automáticamente significa que deberá pagar una multa de C$200 una vez que se presente a las oficinas de la Alcaldía de Ciudad Sandino.

Ernesto Lara, otro de los taxistas citados, dijo que los obreros del volante de la capital lo que tienen prohibido es sacar pasajeros de Ciudad Sandino, pero no llevar de Managua a ese municipio.

 

Lo que firmó el alcalde

El pasado 8 de febrero, el alcalde de Ciudad Sandino, Manuel Pinell, firmó un acuerdo con los taxistas que puso fin al conflicto entre taxistas de Managua y de ese municipio.

Esos acuerdos establecen que los taxistas de Ciudad Sandino pueden viajar hasta Managua para dejar pasajeros y regresar vacíos a dicho municipio.

Los mismos acuerdos también establecen que los taxistas de Managua podrán viajar a Ciudad Sandino con pasajeros pero sin traer otros usuarios a la capital.