•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Seis fallecidos por sumersión y un desaparecido, son las cifras del primer informe brindado por la Cruz Roja Nicaragüense en el inicio de la Semana Santa, luego de que se conocieran los reportes de diferentes balnearios del país entre el fin de semana y ayer, lunes, con los nombres de las víctimas.

Lissette Guido, responsable de comunicación de la Cruz Roja Nicaragüense, explicó que desde el sábado 23 de marzo los socorristas voluntarios están brindando cobertura en gran parte de los balnearios del país, entre ellos las playas de Pochomil, Masachapa, San Diego y la Laguna de Xiloá.

“Hasta la fecha se han realizado 510 servicios a nivel nacional, y se reportan cinco fallecidos, ocho personas que han sido rescatadas con vida, una que ha sido reportada como desaparecida en las playas de Miramar, el pasado domingo, y los cuerpos de los dos adolescentes que perdieron la vida en las playas de Pochomil”, dijo Guido.

Pero poco después de las 7:00 de la noche de ayer, el corresponsal de El Nuevo Diario en Estelí, Máximo Rugama, envió el reporte de la sexta víctima, ocurrida en una poza cerca de Condega.

“Con respecto a los dos adolescentes que perdieron la vida el domingo, se quiere informar a la población que la tragedia sucedió a las seis de la mañana, momento en que los rescatistas no se encontraba en la playa, porque tienen un horario estipulado que va de las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Por lo tanto, se recomienda a las personas introducirse al agua en esos horarios para evitar tragedias”, manifestó Guido.

Niño ahogado en Mechapa

En el departamento de Chinandega falleció por sumersión el pasado domingo el niño Azael Bolainez Orozco, de 10 años, quien salió junto a sus padres César Augusto Bolainez Jirón y Sonia Orozco, de la ciudad de El Viejo a la playa El Callejón, en el balneario Mechapa.

En dicho sitio, la tragedia se presentó cuando Azael junto a otros dos niños fueron arrastrados por una ola a eso de las 5 de la tarde del Domingo de Ramos. Una fuente policial informó que pescadores del lugar a bordo de una lancha rápida rescataron el cadáver de Bolainez, en tanto los otros dos niños fueron encontrados con vida.

Cabe destacar que dicho balneario no tiene cobertura por parte de miembros de la Cruz Roja filial Chinandega.

Dos ahogados en El Trapiche

Por otro lado, en las primeras horas de ayer, lunes, dos cuerpos salieron a flote en el balneario El Trapiche, en Tipitapa. En horas de la tarde, uno de los ahogados fue identificado por sus familiares como Afa Afec Reyes Obando, de 33 años.

Reyes fue identificado por su hermana Silvia del Socorro Herrera, quien lo reconoció en los noticieros televisivos del mediodía. El infortunado habitaba en el barrio capitalino “Rubén Darío”.

La otra víctima aún no ha sido identificada y permanece en la morgue del Instituto de Medicina Legal, tenía varios tatuajes en diferentes partes del cuerpo, y, según el vigilante del balneario, había llegado el domingo con unos amigos.

Perece ahogado en Miramar

El día de ayer también apareció flotando en las costas del balneario Miramar, jurisdicción de Nagarote, el cadáver de Kevin Alexander Cruz Tijerino, de 16 años, después de 24 horas de haber sido arrastrado por las corrientes marinas, tras participar de una excursión evangélica.

El adolescente era originario del barrio La Primavera, en Managua, y llegó al balneario a departir con tres amigos, mientras se realizaban bautizos y otras actividades de su congregación, cuando de repente fueron arrastrados por una corriente marina.

El oficial Agustín Montes, vocero de la Policía de León, afirmó que el cadáver del adolescente fue localizado en horas de la mañana del lunes, flotando a orillas de las costas, convirtiéndose de esta manera en la primera víctima por sumersión en el departamento de León.

Ahogado en El Pochote

A las 7:00 de la noche de este lunes fue rescatado el cuerpo del joven William Noel Ruiz González, de 24 años, quien falleció por sumersión en la poza El Pochote, a unos seis kilómetros de Condega.

Ruiz González había llegado al lugar en compañía de cuatro amigos desde la comunidad Los Pitiyos, cerca de San Pedro de Arenales. Los amigos departieron y no se dieron cuenta de la desaparición de William, hasta que su cuerpo flotó en las aguas de la poza a eso de las siete de la noche de ayer.

2000 voluntarios a balnearios

Lissette Guido, responsable de comunicación de la Cruz Roja Nicaragüense, explicó que el miércoles se desplazarán un total de 2000 voluntarios, quienes tendrán presencia en 134 balnearios a nivel nacional, con conocimientos de guardavidas y de primeros auxilios.

“Es importante señalar que los voluntarios no tendrán presencia en los lugares que el Ministerio de Salud ha catalogado como contaminados, esto para no exponer la salud de los rescatistas, y para que las personas también tomen conciencia de los riesgos de asistir a estos sitios”, comentó Guido.

Presencia en las carreteras

Guido manifestó que la Cruz Roja no se limitará a las playas, ya que también hará presencia en las diferentes carreteras de la capital para atender los accidentes de tránsito que se presenten. Los puntos donde estarán son: la entrada a Xiloá, la garita de la Carretera Norte, la carretera a Ticuantepe y otros sitios ordinarios donde la institución brinda cobertura.

La funcionaria de Cruz Roja hizo un llamado a los padres de familia para que cuiden a sus hijos, ya que el año pasado se atendió a 75 niños extraviados, y no quieren que estos casos sigan en aumento por falta de tutela.

Medidas de seguridad

Lissette Guido explicó que se debe tener cuidado con el fenómeno de mareas altas, por lo tanto hay que evitar entrar al agua con objetos inflables, porque podrían ser arrastrados mar adentro.

Hay límites establecidos por la Cruz Roja en todos los balnearios, por lo tanto, no es recomendable salirse de ese perímetro, porque se hará más difícil la atención ante cualquier emergencia.

Tampoco es recomendable el excesivo consumo de licor, porque los voluntarios tienen que realizar un doble trabajo al lidiar con una persona en estado de ebriedad para sacarla del agua.

 

Tres muertos en accidentes

En el primer día de Semana Santa --Domingo de Ramos--, tres familias vistieron de luto, porque sus parientes perecieron en igual cantidad de accidentes de tránsito ocurridos en León, Managua y Chinandega.

En León murió una niña que tenía 18 meses y se llamaba Dayana Gissel Poveda Jiménez. Ella viajaba en una camioneta que se volcó, cuando regresaban de Poneloya; en tanto que en Managua falleció este domingo al cruzar la Carretera Norte, Francisca Adela Espinoza Cano, de 76 años.

En Chinandega también murió en accidente de tránsito Walter José Suazo Altamirano, de 20 años, quien habitaba en El Viejo, Chinandega.

 

En la Semana Santa de 2012, la Cruz Roja brindó cerca de 12,000 servicios a la población, logrando rescatar a 377 personas y calculando unos 10 fallecidos. Este año se pretende brindar más seguridad, dijo Lissette Guido, responsable de Comunicación de la Cruz Roja Nicaragüense.


Aumento en el oleaje

El director ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención de Desastres, Sinapred, Guillermo González, dijo que los veraneantes podrán observar un aumento en el oleaje de los mares debido a un fenómeno que los meteorólogos llaman “Vientos Profundos”, por eso se aconseja mucha cautela al momento de ingresar al agua, y tener mucho cuidado con los niños, especialmente en el momento del vaciado del mar.

 

(Con la colaboración de Fátima Tórrez, Róger Olivas, Lésber Quintero y José Luis González)