•   Ocotal, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una veintena de personas con discapacidades diversas se manifestaron frente a la sede de la municipalidad de Ocotal, para demandar la formación de un comité y el nombramiento de un funcionario para que vele de manera exclusiva por sus derechos contemplados en la Ley para las Personas con Discapacidad.

“Para que a la hora que (ocurra) la aprobación de proyectos, esté pendiente de la distribución y asegure beneficios para las personas con discapacidad", plantó Reynaldo Rodríguez Díaz, directivo de la organización que los aglutina en Ocotal.

Agregó que la organización de estas personas con mayor vulnerabilidad social y económica, está interesada en todas las obras que realiza la comuna en cuanto a calles y avenidas, donde debe garantizarse los espacios que faciliten a los discapacitados un desplazamiento seguro.

Una ciudad con “tropezones” en las aceras

Agregó que les interesa que las autoridades regulen las construcciones que realizan empresas de servicio y comercio privados, para que incluyan rampas de acceso a sus locales.

La ciudad tiene aceras irregulares por donde ni las personas sanas pueden caminar, por los saltos y angosturas en algunas partes, que obligan a los peatones a compartir con los vehículos la calzada principal, indicaron los manifestantes.

Andrea Díaz Carrasco, no vidente total, dijo que desde que sale de su casa lleva temor de movilizarse por las calles. "El tráfico de vehículos es muy fuerte, vienen uno detrás del otro, y hay falta de sensibilidad en los conductores para permitir el paso", indicó.

Buses expresos no cumplen con la ley

La ciudadana se quejó, además, que los choferes de los buses expresos a Managua ignoran lo que les mandata la ley, de facilitar los primeros asientos a las personas con discapacidad, personas de la tercera edad o mujeres embarazadas.

"Cuando voy a Managua, voy como cualquier pasajero, a veces de pie; tampoco hay sensibilidad en los demás ciudadanos, porque nadie cede un asiento", comentó.

Al final los manifestantes, expresaron su satisfacción porque el alcalde Edward Centeno Gadea les atendió y prometió acoger sus demandas para incorporarlas en los planes de inversión municipal.

Rodríguez Díaz dijo que se estima que el 10% de los habitantes de Ocotal sufren alguna discapacidad físico-motora y sensorial, una cifra que equivale a 4,300 personas.