•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El proyecto de Alcantarillado Sanitario, para más de 3,600 familias de 12 barrios del oeste de Ocotal, continuará, pero dependiendo de la disponibilidad de recursos que por ahora no tiene la municipalidad, y deberá gestionarlos conjuntamente con la Fundación del Programa de Desarrollo Local, Prodel.

La vicealcaldesa Dolores Jarquín dijo que recientemente ella, en representación de la comuna ocotaleana, firmó un convenio de cooperación con Prodel, donde ambas instituciones se comprometen a continuar la búsqueda de recursos ante la cooperación internacional para continuar la siguiente fase del proyecto, que tiene un costo global de US$10 millones.

“Se está gestionando con Prodel, un préstamo de más de C$220 millones para construir (una fase de) la planta de tratamiento”, señaló.

Exhortó a la población a participar en la ejecución, porque los beneficiarios deben garantizar una contraparte del 30% del total de la inversión prevista en las obras. El terreno donde se instalará la planta de tratamiento está al sur del barrio Nuevo Amanecer, y según la Alcaldía, fue donado por el empresario cafetalero Emilio Valladarez.

Algunos beneficiarios manifestaron su inconformidad en un canal de televisión local, ante la supuesta voluntad política de las actuales autoridades edilicias que asumieron en enero pasado, en seguir la ejecución de la millonaria obra.

Sin embargo, otros esperan una comunicación oficial del alcalde Edward Centeno Gadea para saber cómo está la gestión del proyecto. “No sabemos nada, no nos han dicho nada, pero el sábado tenemos una reunión para ver cómo está lo del proyecto”, expresó Julián Olivas, miembro de la comisión de beneficiarios del barrio Teodoro López.

Cada familia debía aportar para las primeras fases del proyecto más de C$2,000, dinero que es recolectado en cuotas y depositado en una cuenta de ahorro bancario, recursos que son administrados, autónomamente, por la propia comunidad.

El proyecto de Alcantarillado para el sector oeste de Ocotal inició hace siete años, durante la administración edilicia de Marciano Berríos, y continuado por la del doctor Carlos Norori. Jarquín ratificó que su ejecución continuará, pues ya están en bodegas la tubería y los manjoles para la red, “además, es un compromiso de nuestro gobierno, de mejorar las condiciones y de reducir la pobreza”, acotó.

 

Inodoros ecológicos

Jarquín dijo que, por el momento, lo único que está seguro, siempre con financiamiento de Prodel, es una ampliación de la red de aguas negras para anexar a un sector del barrio “Yelba María Antúnez” al sistema ya existente que cubre al centro histórico de la ciudad, cuyo costo será de unos US$180,000, la mitad garantizada por la municipalidad con recursos del Tesoro Nacional.

La funcionaria también informó que este año se iniciará la instalación de 250 inodoros ecológicos para igual número de viviendas, en los sectores “críticos”, adonde nunca será posible la extensión de la red del alcantarillado.

Explicó que son elementos prefabricados, fáciles de ensamblar, ocupan menos espacio y son ahorradores de agua. Cada servicio tendrá un costo de US$500, y son financiados con recursos de las transferencias nacionales.

 

Gestiones para el agua

“Con el Programa de Desarrollo Local, Prodel, también se acordó la gestión de recursos para ampliar la planta de tratamiento de agua potable, porque de nada sirve tener alcantarillado, si no está resuelta la distribución del agua”, planteó la vicealcaldesa.

Ocotal enfrenta un permanente racionamiento del vital líquido, debido al agotamiento de la fuente, el río Dipilto, lo cual implica la urgencia de iniciar estudios que lleven a encontrar fuentes alternas de abastecimiento para el futuro inmediato.