•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los autores intelectuales del crimen contra el pastor evangélico Róger Zeledón, de 89 años y originario de Wiwilí, municipio de Jinotega, pagaron C$20,000 a José Leonel Coronel Escoto, para que este se hiciera cargo de la ejecución del crimen, el cual fue planificado con anticipación y realizado con saña, según la acusación presentada ayer en la audiencia especial contra los acusados.

Sin pronunciar ni una sola palabra y rodeados de 10 policías fuertemente armados, se presentaron ayer ante la juez de Audiencia Penal de Siuna, Flor de María Torres Garth, los acusados Ernesto Jarquín Orozco, de 40 años, quien vestido con una camisola blanca, short azul y chinelas, estaba esposado junto a José Coronel Escoto, a quien habría pagado la suma de C$20,000 para asesinar al pastor evangélico Róger Zeledón.

En la audiencia, Jarquín Orozco pasaba su mano por su rostro, suspiraba y tomaba agua, a diferencia de Coronel Escoto, quien en ningún momento bajó su mirada, y solo retorcía sus ojos a los periodistas que le enfocaban.

El Ministerio Público pidió la aplicación de la acusación presentada ayer en audiencia especial, en la que también acusó al prófugo Edward Evener Zeledón, de haber planeado y organizado el crimen junto Jarquín Orozco.

El fiscal Raymundo Arróliga Triana dijo que por falta de elementos inicialmente habían acusado a los imputados por los delitos de secuestro simple, asociación ilícita para delinquir y portación ilegal de armas de fuego, pero después decidieron ampliar la acusación anexando el delito de asesinato.

Los hechos

El fiscal relató que el pasado 11 de marzo a las 5:00 p. m., los acusados Edward Evener Zeledón y Ernesto Jarquín Orozco, en compañía de José Coronel Escoto, se presentaron a la casa del líder religioso, ubicada en el Reparto Alemán, en el municipio de Mulukukú, y estuvieron conversando con la víctima en el patio de vivienda. Una hora más tarde se marcharon del lugar, cada uno en su propia camioneta, y el pastor en su vehículo, que era conducido por Coronel Escoto.

“Esa fue la última vez que fueron vistos los acusados con la víctima. Cabe señalar que los acusados Edward Evener Zeledón Zeledón tiene una deuda de C$1,000,000, mientras que Ernesto Jarquín Orozco adeuda US$32,000. Este último también tomó en tres ocasiones sin autorización de la víctima su tarjeta bancaria, retirando de cajeros automáticos la cantidad de US$6,000 en sucursales bancarias de Río Blanco, Empalme de Boaco y Matagalpa”, precisó el fiscal.

La acusación añade que desde que desapareció don Róger Zeledón también se perdieron todos los documentos de él, incluyendo el vehículo, escritura de propiedad, tarjeta de débito y pagaré de los deudores, quienes pagaron la cantidad de C$20,000 a José Leonel Coronel Escoto para que este se encargara de privar de la vida a la víctima a garrotazos, a solicitud de los otros dos acusados.

“Los acusados planearon, organizaron, dirigieron la forma de ejecutar el hecho, además de decidir la fecha y el lugar donde enterrarían el cuerpo sin vida”, reza la acusación.

El cuerpo de Róger Zeledón fue encontrado el pasado 7 de abril en estado de descomposición, enterado a 5 kilómetros al Este de Mulukukú, en la propiedad de uno de sus raptores: Edward Evener Zeledón.

Crimen con saña

Cuando lo desenterraron, el cadáver presentaba fracturas en diferentes partes del cuerpo, estaba con los pies y manos amarradas, y tapado su rostro con su propia ropa, que le fue desprendida antes de tirarlo a la fosa donde fue encontrado.

La víctima fue masacrada, y quedó con fracturas de los huesos de la frente; temporales y parietales, al igual que el maxilar inferior.

“Cada uno de los huesos de la cabeza estaban quebrados en diferentes pedazos, y se encontró fractura del antebrazo derecho en la parte media, acompañado de un hematoma importante en ese mismo nivel”, señala el informe forense.

En la mano izquierda tenía otro hematoma y se le encontraron fracturadas sus costillas octava y novena.

Admiten acusación

La acusación fue admitida con la ampliación solicitada por el Ministerio Público por la juez de Audiencia Penal de Siuna, Flor de María Torres Garth, quien además mantuvo la prisión preventiva contra los dos detenidos, y giró orden de captura contra Edward Evener Zeledón, quien aún se encuentra prófugo.

Por su parte, Rito Emilio Jirón, abogado defensor de Ernesto Jarquín Orozco, señaló que la ampliación solicitada por el Ministerio Público no cumplía con los requisitos de ley, porque eso ocurre cuando hay nuevos hechos, pero deben ser bien fundamentados.

Según el defensor, ellos mismos desaparecieron los documentos con los que acreditan el delito, lo que considera que solo le trae perjuicio a su defendido, pero dijo que van a esperar para demostrar la inocencia de su representado.

La judicial programó audiencia inicial para el 18 de abril, a las 8 de la mañana.

 

Ampliación de acusación

El Ministerio Público pidió ampliar la acusación por el crimen contra el pastor Róger Zeledón, acusando al prófugo Edward Evener Zeledón y anexando el delito de asesinato.