•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A una semana de que se realice la audiencia inicial en contra de Ernesto Jarquín Orozco y José Leonel Coronel Escoto, presuntos autores de secuestrar, torturar y asesinar al pastor evangélico Róger Zeledón, de 89 años, originario de Wiwilí, municipio de Jinotega, familiares del fallecido líder religioso llegaron al municipio de Siuna, en la Región Autónoma Atlántico Norte, para presentar una acusación particular en contra de los imputados.

La acusación particular que introducirá la familia será presentada por el abogado capitalino José Manuel Urbina Lara, quien con la acusación en mano presentada por el Ministerio Publico, declaró que estudiará los elementos probatorios en poder de la Policía Nacional y utilizados para sustentar la acusación, y determinar si se adhirieren a esta o realizan una autónoma.

Urbina Lara se reunió con el jefe de la Policía Nacional, el fiscal del Ministerio Público Raymundo Arróliga Triana --quien lleva la acusación-- y con la juez de Audiencia Penal de Siuna, Flor de María Torres Garth, para conocer el avance del proceso.

El litigante dijo que confían en que se haga justicia y en las investigaciones que aún realiza la Policía Nacional, que ejecuta operativos para capturar a Edward Evener Zeledón, acusado junto a Jarquín Orozco, señalados de haber pagado C$20,000 a José Leonel Coronel Escoto para que este se encargara de matar al pastor.

Queja contra fiscal

El abogado Urbina Lara dijo lamentar que el fiscal auxiliar del Ministerio Público, Luis Galeano Pilarte, haya estado intercediendo y tratando de ocultar evidencias que ayudarían a esclarecer el hecho.

“El primer fiscal que tuvo conocimiento de la causa, según investigaciones realizadas por los familiares, estaba a favor de los autores de este asesinato y estaba… obstaculizando la justicia. Hoy me reuní con él y me dio sus criterios, pero creo que vamos a proceder ante la Inspectoría del Ministerio Público para interponer una queja contra este señor”, aseguró.

Por su parte el fiscal Galeano Pilarte, al ser consultado por El Nuevo Diario sobre los señalamientos, dijo que él recibió el caso, pero al realizar las pesquisas al expediente presentado por la Policía Nacional, recomendó que debían reforzarse los elementos con las pruebas de convicción para demostrar la culpabilidad de los imputados.

El funcionario refirió que él presentó la acusación inicial por secuestro simple y asociación ilícita para delinquir, porque aún el cuerpo no había sido encontrado. Dijo que, además, pidió la prisión preventiva contra ambos acusados, previendo la probabilidad de un delito más grave.

“La Policía Nacional, cuando me presentó el caso, ni siquiera las camionetas había circulado, y mandé a circularlas”, agregó.

Galeano Pilarte agregó que él fue a la casa de la víctima por solicitud de una hija del pastor, identificada como Esther Zeledón, lo cual es permitido por la ley.

Aseguró que el lunes iba a pedir la ampliación de la acusación ante la judicial, pero recibió una llamada del Fiscal Regional, pidiendo entregara el expediente al fiscal Raymundo Arróliga Triana.

Por su parte Gladys Zeledón Montenegro, hija del pastor asesinado, dijo que buscan justicia y que el caso no quede en la impunidad.

El cuerpo de Róger Zeledón, quien había desaparecido desde el pasado 11 de marzo, fue encontrado en estado de descomposición y enterrado en el mismo lugar el pasado 7 de abril. Su cuerpo yacía a 5 kilómetros al Este de Mulukukú, en la propiedad de uno de sus captores, Edward Evener Zeledón.

 

Que prevalezca justicia

“Queremos que la justicia prevalezca, especialmente en esta zona”, dijo Gladys Zeledón Montenegro, hija del pastor asesinado.