•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La situación legal de Ericka Vargas Briones, acusada de dar “El Sirvientazo” a una familia que habita en la Colonia Nicarao, podría empeorar luego de que Francis Sacasa Merino la reconoció al ver su fotografía publicada en El Nuevo Diario.

La denunciante aseguró que Vargas Briones, al igual que hizo con Fátima Centeno González --la otra víctima-- se le presentó con una cédula falsa con el nombre de Maritza Lizeth Martínez Roa.

Sacasa, al igual que González, puso un anuncio solicitando los servicios de una doméstica, el cual atendió la mujer de la doble identidad, quien luego de ser entrevistada por su empleadora quedó sola haciendo los quehaceres del hogar.

Francis Sacasa relató que Ericka Vargas Briones le dio “El Sirvientazo” el 11 de enero de 2013, es decir, el mismo día en que contrató a la mujer que se le presentó como habitante del barrio “Guanuca” de Matagalpa.

Se llevó US$ 6,000

“La dejé barriendo porque tenía que ir a la escuela a traer a mis hijos, y al aeropuerto a retirar unas maletas que me venían de Estados Unidos, y cuatro horas más tarde, cuando regresé, se había llevado ropa, joyas, equipos electrónicos y una pistola calibre .45”, relató Sacasa.

Como Vargas no pudo abrir la puerta del dormitorio principal de la casa, rompió los ventanales para sustraer de la habitación dos maletas con ropa nueva para niños, una computadora laptop, una tableta electrónica y joyas, entre las que está su anillo de compromiso y la mencionada arma de fuego, especificó la denunciante.

Sacasa, quien hoy formalizará su denuncia ante el Ministerio Público, se quejó de presunta negligencia de las autoridades de la Estación Uno de Policía, donde según ella hasta le dieron por perdido el expediente donde rola su denuncia.