•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo José Brenes, manifestó que la reforma al Vaticano era una idea que tenía el papa Francisco desde antes de ese nombramiento, así que para él no fue sorpresivo el anuncio que hizo el sábado.

Relató que antes de que el papa Jorge Bergoglio viajara a Roma para el cónclave, le habían preguntado cuál tendría que ser la misión del nuevo pontífice, y él contestó que “tenía que ser un hombre de oración, cercano a los fieles y hacer una revisión de toda la Curia romana”.

“Eso lo dijo sin saber que a él lo iban a elegir, por lo tanto, si ese era su pensamiento, yo creo que él ahora lo está tomando en serio”, dijo ayer monseñor Brenes, al concluir la misa dominical en la Catedral de Managua.

Particularmente, el Arzobispo de Nicaragua mencionó que conoce al Cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, quien es el coordinador de esta reforma. De él dijo que es muy trabajador, humilde, sencillo, cercano a su persona, y mencionó que cuando el cardenal Miguel Obando fue investido como tal (en 1985), lo acompañó a Roma y regresó con él a Nicaragua.

También habló sobre el Cardenal estadounidense Sean Patrick O’Malley, de quien dijo “es un hombre maravilloso”, y asegura que un día de estos visitará Nicaragua, porque ya le han hecho la invitación.

“(O’Malley) llegó como arzobispo a Boston con una cantidad de problemas que tenía la curia allí, y sin embargo, él con una delicadeza y con una mano firme pudo superar los problemas”, manifestó Brenes.

Por último, Brenes dijo que el papa Francisco escogió a las personas “claves” para trabajar en la transformación de la Curia romana. Los ocho cardenales elegidos tendrán la tarea de “asesorarle en el gobierno de la Iglesia”, y estudiar un proyecto de reforma de la Constitución sobre la Curia Romana, anunció este sábado en un comunicado el Vaticano.

 

Uno de los grandes desafíos de la Iglesia

Francisco ha comenzado su esperada revolución con la creación de un grupo de ocho cardenales, procedentes de los cinco continentes, para estudiar cómo reformar la Curia romana tras los últimos escándalos.

La iniciativa del Papa argentino surge tras las sugerencias realizadas durante las Congregaciones generales precedentes al cónclave, según un comunicado de la oficina de prensa del Vaticano.

El Consejo ha sido constituido, añade la nota, “para aconsejarle en el Gobierno de la Iglesia universal y estudiar un proyecto de revisión de la Constitución Apostólica Pastor bonus”, promulgada por Juan Pablo II en 1988, y que regula la composición y competencias de los distintos dicasterios y organismos que forman la Curia romana.

El exarzobispo de Buenos Aires, que justo el sábado cumplio un mes de haber sido elegido Papa, ha realizado ya gestos considerados revolucionarios, por su carácter humilde y cercano a los fieles, pero aún no había tomado decisiones sobre la organización de la Iglesia.

La reforma de la Curia romana fue uno de los principales temas de preocupación en las Congregaciones previas al cónclave, cuando aún estaba latente el caso Vatileaks, el robo de documentos donde surgió la existencia de divisiones entre sus miembros.

El Arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, tendrá la función de coordinador. (EFE)