Leyla Jarquín
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El empirismo está arraigado en el sistema educativo nicaragüense. Cifras del Ministerio de Educación, Mined, difundidas por la Federación Coordinadora de ONG que trabajan con la niñez y la adolescencia, Codeni, indican que hasta 2011 el empirismo en Preescolar era de 72.6%, en Primaria 26.4%, y en Secundaria es de 43.1%.

La Ley General de Educación establece que para ejercer como docente de Preescolar o Primaria se debe contar con un título de maestro de una escuela normal, mientras que para Secundaria se requiere ser graduado de una carrera de Ciencias Básicas.

Sin embargo, al comparar estos últimos datos sobre empirismo en los docentes con los que aparecen como referencia en el Plan Estratégico 2011-2015, se observa un aumento de docentes empíricos.

Según dicho documento, elaborado con cifras de 2009, el 65% de los 9,656 maestros que había en Educación Preescolar (2,239 en preescolares formales y 7,417 en preescolares comunitarios) eran empíricos; mientras que en Primaria y en Secundaria el empirismo era del 20 y del 40%, respectivamente.

Más capacitación y salario

Ante esa situación, la Codeni emitió una alerta en la que recomienda al Estado “aumentar las asignaciones de recursos económicos para la capacitación, y mejor remuneración al personal docente”.

En ese sentido, señala que aunque reconocen como avance el hecho de que en los últimos cinco años los maestros han duplicado su salario, al pasar de un promedio de US$70 a US$150, siguen siendo los que reciben la remuneración más baja en toda Centroamérica.

Hasta el momento, un docente de Primaria gana C$3,800, y uno de secundaria gana C$4,200 mensuales. En Costa Rica, por ejemplo, el salario del magisterio ronda los US$1,150, más de C$28,0000.

 

Preocupación mundial

La Campaña Mundial por la Educación y Educación Internacional creen que la razón fundamental del déficit en la educación de calidad es la seria falta de maestros bien formados y bien respaldados, según plasma en el informe “Todo niño y niña necesita un maestro, acabar con el déficit de maestros preparados”.