•   Boston, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El nicaragüense Alfonso Hernández, su esposa y sus dos hijos quedaron atrapados en su casa luego que el gobierno de Massachusetts, a través de su gobernador, Deval Patrick, decretara toque de queda en la zona de Watertown, lugar donde los sospechosos de ocasionar el atentado terrorista que dejara tres muertos y más de 170 heridos escogiera ese ciudad para atrincherarse de la Guardia Nacional.

La familia Hernández, que vive a tres cuadras de donde capturaron al sospechoso terrorista, Dzhokar Tsarnáev, relató a El Nuevo Diario los momentos agobiantes que vivieron desde el día jueves por la noche cuando empezó la persecución de los dos sospechosos que se dirigían de Cambridge hacia Watertown.

Niños muy tensos

“Mis hijos estaban tensos por todo lo que estaba pasando, escuchamos las sirenas de la Policía todo el día, los helicópteros sobrevolando nuestra casa a cada instante, militares con armamento pesado patrullando las calles constantemente; fueron momentos de mucho pánico”, describió Alfonso Hernández, que comparó la situación militar con la época de los ochenta cuando tuvo que cumplir el Servicio Militar Obligatorio.

Hernández, quien es originalmente de Managua, dijo tener sentimientos encontrados en el atentado terrorista. Él y su esposa Maritza Hernández han procreado dos hijos, de 18 y 20 años, respectivamente. Hernández afirma que le da mucha rabia saber que un inocente niño de ocho años perdió su vida por culpa de dos personas enfermas.

Sentimientos encontrados

Pero también afirma que le da mucho sentimiento saber que uno de los sospechosos de provocar el atentado terrorista, tenía solo 19 años. “Como padre que soy, me daba mucha tristeza saber que el Ejército andaba persiguiendo a un chavalo que podría ser mi hijo. Muchas veces los padres por asuntos de trabajo descuidamos mucho a nuestros hijos, pero ese descuido de padre a veces nos sale bien caro”.

No hubo nicas heridos

Tanto el Boston Medical Center, Brigham&Women, Stufts Medical Center, MassGenaral Hospital como el Children’s Hospital, confirmaron que no tenían información de nicas en las listas de heridos.