•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Costa Rica consideró hoy que la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de tramitar en un solo expediente las dos disputas que lo enfrentan con Nicaragua "demorará" el fallo, al menos en el caso planteado por San José.

"Efectivamente la Corte resolvió juntar los dos procesos. Esto tiene la implicación de que causa una demora en la demanda nuestra, porque la de Nicaragua es un año posterior", afirmó en una rueda de prensa el canciller costarricense, Enrique Castillo.

En el nuevo contexto, es "imposible" que los jueces emitan un fallo durante el Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla, que concluye en mayo de 2014, dijo Castillo, quien informó de que San José fue notificado de la medida oficialmente.

La decisión de la CIJ "obedece a una petición de Nicaragua dentro de su estrategia para enredar y atrasar los casos, para ver cómo gana tiempo sabiendo que va a perder los dos casos. Estamos seguros de poder ganar", añadió Castillo.

La CIJ, con sede en La Haya, anunció este martes en un comunicado que decidió tramitar en un solo caso las dos disputas que enfrentan a Costa Rica y a Nicaragua por cuestiones fronterizas.

Se trata por un lado de la demanda interpuesta en noviembre de 2010 por Costa Rica en contra de Nicaragua por una supuesta invasión a una proción de su territorio, y una de Managua contra San José por presuntos daños ecológicos al fronterizo río San Juan presentada en diciembre de 2011.

La CIJ dijo que los jueces decidieron unificar ambas demandas "en conformidad con el principio de la economía judicial" y basándose en el artículo 47 de su reglamento, según el cual la Corte puede decidir "unificar dos o más casos en cualquier momento de los procesos".

Los magistrados consideraron que ambas disputas se refieren "a los mismos países y a la misma zona" geográfica común que es el río San Juan, añadió el comunicado de la Corte.

La unificación de los casos responde a la petición formal realizada por Nicaragua en diciembre de 2012 junto a la presentación de su memoria (la documentación escrita) en el segundo caso, a lo que Costa Rica se opuso por considerarlo poco equitativo y por estimar que los casos no están lo "suficientemente relacionados".

Castillo comentó que esa fue la única petición de Nicaragua avalada por la Corte dentro de una lista que incluían el derecho de navegación por el costarricense río Colorado y medidas cautelares que no detalló, y que fueron rechazadas por los jueces.

"Estamos en una etapa procesal, de trámite, y (la unión de los casos) no anticipa nada negativo para Costa Rica. Seguimos convencidos que Costa Rica está defendiendo causas justas y las va a ganar, pero sí va a demorarse", declaró.

Ambos países se encuentran distanciados desde octubre de 2010, cuando Costa Rica acusó a su vecino de invadir con militares y civiles una porción de su territorio conocida como Isla Calero o Isla Portillos (fluvial), ubicado cerca de la frontera, en la costa del Caribe.

Según la demanda de Costa Rica ante la CIJ, Nicaragua invadió su territorio, causó graves daños ambientales a un humedal protegido por convenios internacionales y construyó un caño en esa zona para mejorar el cause del fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense.

Un año después, Nicaragua demandó a Costa Rica ante la CIJ por supuestos daños ambientales al río San Juan durante la construcción de una carretera de lastre de unos 160 kilómetros que corre en territorio costarricense paralela a ese afluente.

El Gobierno costarricense sostiene que ese camino, llamado "Ruta 1856", es una forma de defender su soberanía en la zona cercana a la frontera, y ha permitido unir y llevar desarrollo a muchos poblados cuya única vía de comunicación era el río San Juan.

Sin embargo, la ruta, que aún no está concluida, ha sido blanco de denuncias de actos de corrupción en el manejo del dinero y las contrataciones a empresas constructoras.