•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El departamento de Nueva Segovia ya acumula una extensión de más de 4 mil hectáreas, en su mayoría de pinos, consumidas por las llamas, según informó el mayor Leonardo Gutiérrez, jefe de la Defensa Civil departamental.

El siniestro más destructivo ocurrió en los cerros La Explosión y La Chamuscada, y persistió por seis días en el sector fronterizo del municipio San Fernando, que es parte del área protegida Dipilto-Jalapa.

La pérdida en bosques a consecuencia de ese incendio se estima en 2,023 hectáreas, precisó Gutiérrez.

San Fernando puntero en incendios

El alto oficial de la Defensa Civil indicó que el incendio en el municipio San Fernando fue tan feroz, que agotó las fuerzas de más de 100 apagafuegos, incluidos 61 soldados del Ejército de Nicaragua que se sumaron al combate del "infierno forestal".

También, el fin de semana pasado 55 voluntarios de las comarcas Las Cruces y Salamanca, del municipio de Mozonte, intervinieron en el combate a otro evento importante en el Cerro El Pastal, el que por fortuna lograron controlar la madrugada del martes último. El saldo fue 450 hectáreas carbonizadas.

Autoridades locales y de la Defensa Civil temen que la recurrencia de incendios continúe, principalmente porque en estos días los productores trabajan a marcha acelerada en la preparación de sus parcelas para la siembra de granos.

Las sospechas por el inicio de las igniciones también recaen en los propietarios de potreros que los mandan a quemar para renovar pastos y disminuir las garrapatas, así como en buscadores de miel de jicote y tiradores furtivos.

 

Fuego en todo el departamento

De acuerdo con las estadísticas de la Defensa Civil, en el departamento de Nueva Segovia una extensión de más de 4 mil hectáreas ha sido afectada por incendios, la mayoría son pinares.

2,500 hectáreas en San Fernando

800 hectáreas en Mozonte

750 hectáreas en Dipilto

400 hectáreas en Jalapa

300 hectáreas en Santa María