•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las más de 800 acusaciones que están en proceso en los juzgados especializados de la capital, son apenas una fracción mínima de la cantidad de acusaciones que se registran por violencia, alegaron las mujeres organizadas que esta mañana se plantaron frente a la Corte Suprema, pidiendo que se rechacen los recursos por inconstitucionalidad contra la Ley 779 y la posibilidad de que esta sea reformada.

En los diez meses de vigencia de la referida ley, la Corte Suprema de Justicia, CSJ, registra 863 acusaciones contra hombres por violencia intrafamiliar, sin embargo, el Instituto de Medicina Legal registra cada año al menos 15,000 atenciones periciales, lo que representa 1,250 atenciones por mes, frente al promedio de 86.3 acusaciones mensuales que han recibido los tres Juzgados del Distrito Penal
Especializado en Violencia, de Managua.

Sandra Ramos, directora del Movimiento de Mujeres Trabajadoras “María Elena Cuadra”, MEC, destacó que las estadísticas de las Comisarías de la Mujer, de la Policía Nacional, reciben más de 36 mil denuncias al año, así que también considera que los procesos judiciales quedan muy cortos.

“¿Qué pasó entonces con los miles de casos de denuncia de violencia intrafamiliar? A pesar de esto la Ley 779 está marcando un precedente en el país, es hora que hombres y mujeres pongan sus barbas en remojo para detener la ola de violencia en la sociedad nicaragüense y particularmente en el sitio que se supone es el más seguro, que es el hogar”, comentó.

Ramos agregó que causa preocupación la campaña implementada contra la 779, por un grupo fundamentalmente de hombres, que buscan reproducir la impunidad, achacándole a la ley un problema que no es de ella.

“La Ley fue creada precisamente para atacar este problema de violencia en los hogares. La Ley 779 es constitucional y demandamos que los magistrados no den lugar a los recursos por inconstitucionalidad interpuestos. Aquí no puede hacer reforma a la Ley. Más bien exigimos que se implemente tal como está establecida y que se destinen los recursos necesarios”, dijo Ramos agregando que las organizaciones de mujeres están cansadas de tener que salir a las calles para defender sus derechos constitucionales, cuando esto es una obligación del Estado.

Durante el plantón, Elia Palacios, enlace nacional de la Red de Mujeres contra la Violencia, indicó que las organizaciones de mujeres realizaron plantones simultáneos en varias cabeceras departamentales.

Por su parte, Juana Jiménez, del Movimiento Autónomo de Mujeres, expresó que la 779 es un instrumento legítimo y válido que puede garantizar la vida de las mujeres y que toma acciones para que poco a poco la sociedad vaya erradicando el machismo que está cegando la vida de las mujeres.