•   Managua y Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La situación en la Reserva de Bosawás es “grave”, dijo este viernes el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, luego de que se conociera la noticia de un reciente enfrentamiento entre indígenas y colonos que dejó a una persona muerta, y anunció la movilización de tropas para proteger el bosque.
"No llegan a vivir con la naturaleza; solo llegan a destruir", dijo el general Avilés en alusión a los colonos de la reserva de Bosawás, que han provocado serios daños en el bosque con despales y quemas.
El jefe militar agregó que la  Reserva de Biosfera Bosawás, ubicada en el noreste de Nicaragua,  está invadida por unas 2,000 familias de colonos llegados de distintos sitios cercanos a ella.
Para contener el avanece de los colonos sobre la Reserva de Bosawás, el Ejército ha desplegado 700 soldados repartidos en siete compañías ubicadas en los puntos de ingreso a ese bosque, señaló el jefe militar.
Los invasores, en su mayoría, llegan de Matagalpa, Jinotega, Las Minas y La Cruz de Río Grande, precisó Avilés, agregando que no está en manos del Ejército la solución del conflicto.
Algunos son manipulados
El general Avilés también dijo a los periodistas que hay casos de  colonos o invasores que son personas muy pobres, pero advirtió que detrás de estos “hay otros que se aprovechan para manipular la pobreza de las personas”.
La situación legal sobre la tenencia de la propiedad en Bosawás hace más compleja la situación en ese bosque, porque mientras hay quienes muestran títulos de propiedad entregados por el Estado, también hay particulares que muestran escrituras donde le compraron a “X” persona,  explicó el jefe militar.
El general Avilés aseguró que la solución a la tensa situación que se vive en el bosque de Bosawás podría estar en la comisión interinstitucional creada por el Gobierno, y de la cual el Ejército es parte.
El jefe militar, quien comparó la Reserva de Bosawás con un “río verde”, dijo que sobre el mismo se observan “parches” o “tapagoteras” (que son) las zonas invadidas por los colonos.
Fuerte patrullaje
El Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua reforzó las principales vías de ingreso a la Reserva de Bosawás para evitar que los colonos que han invadido los territorios indígenas se movilicen a instalar tranques en diferentes sectores de la RAAN y tomas de tierras, confirmó el teniente coronel Marvin Paniagua, jefe de dicho Batallón.
Ayer, el Batallón Ecológico logró detener en el puesto militar de Españolina --a 18 kilómetros de Bonanza-- a William y a Lesther Obando Suárez, el primero de 24 años, originarios de la comarca El Gamalote, jurisdicción de Río Blanco, quienes tenían como destino La Estrella, en el sector de Kukalaya, zona núcleo de Bosawás.
Según declararon los hermanos Obando Suárez, ellos compraron una propiedad de 16 manzanas en el sector de Kukalaya, adónde iban a explorar para posteriormente traer al resto de su familia e introducir un total de 19 cabezas de ganado, por lo que las 16 manzanas ya estaban rozadas. A ellos les ocuparon cuatro bestias.
Varias instituciones investigan
El comisionado mayor Otilio Duarte, jefe de la delegación policial del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, afirmó que manejan información de que los colonos se quieren movilizar a instalar tranques en diferentes puntos, y están pendientes de cualquier movimiento en la zona.
Agregó que una comisión interinstitucional integrada por la Policía, el Batallón Ecológico, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, y la Procuraduría General de la República, PGR, están movilizándose a la zona  para hacer todas las investigaciones pertinentes, evaluar los daños al medio ambiente, y en el caso de la Policía Nacional, investigará las circunstancias en el que perdió la vida el indígena Elías Charly Taylor, luego de ser herido de gravedad en un enfrentamiento a balazos ocurrido el pasado martes en el sector de Zulun --80 kilómetros al noreste del municipio de Bonanza, en la Región Autónoma Atlántico Norte--, donde falleció.
El jefe policial reconoció que aún no hay detenidos por este hecho.
Los hermanos Norvin y Jenson Salgado Marín, de 19 y de 15 años, respectivamente, quienes habían sido tomados como rehenes por los indígenas luego de la muerte de Taylor, fueron entregados ayer a las autoridades militares y trasladados a Siuna por la Policía Nacional, para enfrentar cargos por los delitos de usurpación, aunque no están relacionados con la muerte del indígena, indicó el comisionado mayor Duarte.
La ruta
La ruta que están usando los invasores para entrar a Bosawás es por Santa Rita hacia El Corozo-Silibila–Empalme de Alamikamba, y luego siguen la vía hacia Rosita y Bonanza.
Hasta el cierre de esta edición no se conocía el nombre de los abogados que, según algunos colonos, legalizaron tierras comunales, pero las autoridades están investigando este detalle.

Seguridad nacional

La protección de Bosawás es un asunto de seguridad nacional, porque de continuar la invasión a la reserva, se pondría en peligro la renovación de la matriz energética, ya que en los próximos 15 o 20 años las fuentes hídricas serían inexistentes, advirtió el jefe del Ejército, general Julio César Avilés.