Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS

Una pérdida de dos millones de dólares aproximadamente ha causado el paro en la pesca de langosta, lo que afecta a unas 10 mil cabezas de familia en la Región Autónoma del Atlántico Norte desde mediados del mes pasado.

La Alcaldía ha dejado de percibir 60 centavos de dólar por cada libra de langosta que la región exporta, considerando que cada 15 días se comercializan hacia el mercado internacional unas 70 mil libras.

Según el empresario pesquero Alberto Woo, el paro continuará hasta que tengan una respuesta por parte del gobierno.


Paro es total
El paro es total --industriales de buceo, de nasas, artesanales y mujeres pikineras--, dejando en el desempleo a unas 10 mil cabezas de familia que dependen de forma directa de la actividad pesquera.

Woo ha denunciado que han sido amenazados, ya que autoridades locales les han dicho que si insisten con el paro, les retirarán la licencia de pesca y van a traer otras embarcaciones, y en caso de los dueños de barco hondureños, los van a deportar.

Por su parte, el presidente ejecutivo del Inpesca, Stedman Fagoth, manifestó que como gobierno están conscientes de la crisis en el sector provocada por la caída del precio de la langosta en el mercado de Estados Unidos y el alto costo del combustible, sin embargo dijo que eso no es culpa del gobierno, pero que a pesar de eso, el Presidente de la República está buscando solución al problema.

Fagoth aprovechó para aclarar que no fueron amenazas las de retirarles la licencia de pesca sino que advertencias, “porque les hemos dado licencia de pesca no de partidos políticos”, dijo.

Los pescadores han manifestado que mantendrán el paro hasta que tengan una respuesta por parte del gobierno central y regional, cuyos representantes también se han mostrado indiferentes a sus demandas.