•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La creación de un verdadero mercado regional energético debe ser, a juicio del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, una de las prioridades de Centroamérica para bajar los costos de la electricidad y mejorar la competitividad.

Obama, quien cumplió ayer su último día en una visita oficial a Costa Rica, participó en un foro con unos 200 empresarios centroamericanos, en el que se refirió a los retos de la región y a las maneras en que Estados Unidos y el istmo pueden trabajar juntos para lograr un mayor desarrollo.

“Los costos energéticos en esta región son el triple de lo que cuesta la electricidad en Washington; eso representa una enorme desventaja no solo para las empresas sino para las familias”, señaló Obama.

Y es que el problema energético en la región es muy serio, sobre todo en Nicaragua, donde el Gobierno analiza la posibilidad de bajar el techo del subsidio de la tarifa eléctrica, que en la actualidad beneficia a los clientes que, como máximo, consumen 150 kilovatios al mes. Los afectados serían más de 600 mil usuarios que ahora reciben ese beneficio; el Gobierno señala que se debe a los altos costos del petróleo.

Enrique Zamora, Presidente de la Asocia-ción de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, y uno de los empresarios nicaragüenses que participó en el foro, manifestó a El Nuevo Diario que el sentir colectivo del empresariado fue de positivismo, aunque no hubo compromisos por parte de Obama.

“Sabemos que tenemos que trabajar muy fuerte para conseguir una mayor productividad, para fortalecer nuestra matriz energética y para mejorar nuestra logística de transporte, y en ese sentido hemos visto con buenos ojos los planteamientos del presidente Obama, esperamos que los lazos comerciales y de cooperación se sigan fortaleciendo con la región”, señaló el empresario, quien también es directivo del Grupo Lafise.

Arturo Condo, Rector del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas, Incae, indicó que en el tema energético la región enfrenta una necesidad de inversión enorme en la próxima década y en ese sentido espera que Estados Unidos acompañe a la región con más inversión.

Pero “esa inversión no se va a dar a menos que el mercado se vea como un mercado regional”, sostuvo Condo.

Mario Amador, Presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, indicó que Nicaragua es el país centroamericano que más ha estado abierto a una integración económica de la región y, por lo tanto, “nos interesa una integración energética para poder competir en los mercados internacionales; en los tiempos actuales no podemos actuar solos, tenemos que buscar la unión de los demás países en todos los sentidos”.

Señaló que más bien ese mensaje de Obama era para los ticos, porque son los que siempre se han opuesto a la integración de la región.

“Necesitamos integrarnos para poder salir adelante, es urgente la unión para hacerle frente a los problemas globales y en ese sentido Estados Unidos tiene mucho interés en ayudar a la región. Recordemos que es nuestro principal socio comercial, y si la región tiene problemas, ellos lo resienten”, señaló.

Dispuesto a “colaborar”

Obama subrayó que Estados Unidos está dispuesto a colaborar con la región y “apuntalar esfuerzos entre el sector público y privado, para lograr esa integración energética”.

El mandatario estadounidense aseguró, además, que su país apoyará de forma “decidida” las iniciativas para crear tecnologías en energía limpia.

En 2012, según datos del Ministerio de Energía y Minas, Nicaragua generaba un 40% de su demanda de energía a base de recursos renovables, y ese mismo año el informe Climascopio 2012, que el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, elaboró en colaboración con el portal especializado en mercados emergentes, Bloomberg New Energy Finance, ubicó a Nicaragua como el segundo país latinoamericano con mayor atractivo para las inversiones en energía renovable.

Para Enrique Zamora, el sector empresarial nicaragüense siempre seguirá en la búsqueda de capital para seguir fortaleciendo su producción energética.

La Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, indicó que cada país tiene su propio reto en energía, pero “compartimos la enorme preocupación de los altos costos”, señaló.