•   Managua y Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Prohibir actividades agrícolas, ganaderas, caza y todo tipo de acciones que pongan en riesgo la biodiversidad en la Reserva de Biosfera Bosawás, son las primeras disposiciones que estaría orientando una comisión de alto nivel que se reunió recientemente en Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Las prohibiciones corresponden a un radio de 15 kilómetros antes del núcleo, por lo que según fuentes consultadas por El Nuevo Diario, podría afectar a unas 15 comunidades rurales de forma directa, aunque otras también podrían serlo.

Estas son parte de una serie de acciones que estaría tomando el Gobierno central para implementar la Defensa de la Madre Tierra en Territorios Indígenas y Afrodescendientes, a través del Decreto Presidencial 15-2013.

¿Planifican desalojo?

En la reunión del Gabinete del Medio Ambiente, las autoridades nicaragüenses dejaron claro que el primer desalojo en el pulmón verde de Nicaragua y Centroamérica, será en la zona núcleo de Bosawás, el que se estiman lo invaden unas 12,000 personas, correspondientes a unas 2,000 familias.

Encuentran escrituras inscritas

La comisión interinstitucional que ha recorrido Bosawás se ha encontrado con escrituras firmadas por abogados de Siuna, y uno de los que se menciona en los diagnósticos realizados es Rito Emilio Girón, quien elaboró una escritura de 98 manzanas de tierra bajo la figura legal de Declaración de Dominio y Posesión por Presuscripción Adquisitiva Ordinaria de Propiedad Inmueble Rural.

El litigante y profesional del derecho firmó la escritura número 214 a las 11:30 de la mañana del 15 de agosto de 2011, y, posteriormente, el registrador de la propiedad inmueble y mercantil, David Rodríguez, la inscribió en el Registro de la Propiedad el 31 de agosto del mismo año, según consta en documentos en poder de END.

El Nuevo Diario conoció que también hay abogados de Rosita implicados en la legalización de tierras indígenas dentro de la Reserva de Biosfera Bosawás.

Se puede salvar Bosawás

Para Luis Herrera Siles, ambientalista costeño y catedrático de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense en Las Minas, con este plan es posible salvar del exterminio a Bosawás.

“Bosawás es un punto estratégico, de interés nacional, y estas acciones podrían salvar la reserva siempre y cuando se siga el plan que han trazado”, refirió.

Ambientalistas respaldan

En Managua, ante la gravedad de la destrucción de la Reserva de Bosawás, cuya zona núcleo ya perdió el 12.8% de bosques, organizaciones ambientalistas e indígenas apoyaron las acciones que el gobierno implementará para frenar la tala de bosques y la frontera agrícola.

Según la organización ambientalista Foro Nacional del Reciclaje, Fonare, “La zona núcleo ya perdió el 12.8% que equivale a 97,081 hectáreas de bosques”.

Pavoroso despale

Por otra parte, según la Tasa Nacional Anual de Deforestación Estimada, casi 2/3 partes de la deforestación nacional se registra en Bosawás, revela el informe “Análisis de las causas de la deforestación y avance de la Frontera Agrícola en las zonas de Amortiguamiento y Zona Núcleo de la Reserva de Biosfera de Bosawás-RAAN, Nicaragua”, publicado en 2012 por la Agencia Alemana para el Desarrollo Sostenible, GIZ, y por la a Unión Nacional de Productores y Ganaderos, UNAG.

“De continuar esta tendencia general, se requieren 13.3 años para no disponer de zona de amortiguamiento en la Reserva, y 24.4 años para no tener bosques en Bosawás. La reserva ha perdido, desde 1987 hasta 2010, más de 564,000 hectáreas de bosque, con un promedio de pérdida de más de 42,000 hectáreas anuales desde 2005”.

 

Demandan emergencia ambiental

El ambientalista Kamilo Lara, Director del Fonare, además de demandar mano dura para los depredadores y destructores de los bosques, señaló que Bosawás debería decretarse en emergencia ambiental. “Si se mantuviera el ritmo actual de despale, los incendios, la sequía y el avance de la frontera agrícola, sin que se hiciera nada, en Nicaragua al año 2020 se podrían ver las primeras zonas desérticas en la región centroamericana”, calcula Lara.

La licenciada Hazel Law, de la Directiva del Movimiento de Unidad Indígena y Afrodescendientes de la Costa Caribe, dijo que en principio el saneamiento de la zona protegida de Bosawás es una demanda que el pueblo mayangna viene pidiendo al Gobierno central.