Máximo Rugama
  •   Estelí, Estelí  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

 

Las audiencias de lectura de sentencia han sido modificadas en Estelí por razones de seguridad, y desde ahora los jueces serán quienes se trasladarán hasta las celdas preventivas policiales o del sistema penitenciario, para notificar a los reos los años que les esperan tras las rejas.
 
La medida fue tomada por las autoridades judiciales luego que se detectaran planes de fuga en convictos ligados al narcotráfico, sin embargo, la medida de seguridad aplica para todos los jueces de distrito y locales de cualquier materia.
Las escapatorias supuestamente se darían cuando los reos fueran llevados a los juzgados para las audiencias de notificación de sentencias.
La nueva medida ha empujado a las autoridades policiales y del Sistema Penitenciario Regional “Puertas de la Esperanza”, a acondicionar salas en donde puedan estar presentes los fiscales, defensores públicos  y abogados así como algún familiar del reo, para ejecutar la notificación oficial de las penas, que no es más que la información sobre la cantidad de años que pasará en la cárcel el convicto con sus respectivas invocaciones legales.
Se espera que la nueva norma implique un ahorro de recursos para la Policía Nacional, pues ahora se brindará protección a un judicial con su secretario y ya no se trasladará más a grupos de reos bajo un estricto resguardo policial hacia los juzgados. 
Elizabeth Corea Morales, juez de distrito penal de juicio, señaló que la medida resuelve de paso una petición de las autoridades policiales, quienes invocaban problemas en el traslado de los reos para su debida notificación hasta las judicaturas.
“Ha sido una coordinación interinstitucional que está dando resultados buenos”, señaló la juez Corea.
El primero en escuchar su sentencia desde la cárcel fue Miguel Ángel Montoya, un ciudadano quien admitió los hechos y recibió una sentencia de cuatro años de prisión y cien días multas por los ilícitos cometidos.

Las audiencias de lectura de sentencia han sido modificadas en Estelí por razones de seguridad, y desde ahora los jueces son quienes se trasladan hasta las celdas preventivas policiales o del sistema penitenciario, para notificar a los reos los años que les esperan tras las rejas.

 

La medida fue tomada por las autoridades judiciales luego que se detectaran planes de fuga en convictos ligados al narcotráfico, sin embargo, la medida de seguridad aplica para todos los jueces de distrito y locales de cualquier materia.

 

Las escapatorias supuestamente se darían cuando los reos fueran llevados a los juzgados para las audiencias de notificación de sentencias.

 

La nueva medida ha empujado a las autoridades policiales y del Sistema Penitenciario Regional “Puertas de la Esperanza”, a acondicionar salas en donde puedan estar presentes los fiscales, defensores públicos  y abogados así como algún familiar del reo, para ejecutar la notificación oficial de las penas, que no es más que la información sobre la cantidad de años que pasará en la cárcel el convicto con sus respectivas invocaciones legales.

 

Se espera que la nueva norma implique un ahorro de recursos para la Policía Nacional, pues ahora se brindará protección a un judicial con su secretario y ya no se trasladará más a grupos de reos bajo un estricto resguardo policial hacia los juzgados. 

 

Elizabeth Corea Morales, juez de distrito penal de juicio, señaló que la medida resuelve de paso una petición de las autoridades policiales, quienes invocaban problemas en el traslado de los reos para su debida notificación hasta las judicaturas.

 

“Ha sido una coordinación interinstitucional que está dando resultados buenos”, señaló la juez Corea.

 

El primero en escuchar su sentencia desde la cárcel fue Miguel Ángel Montoya, un ciudadano quien admitió los hechos y recibió una sentencia de cuatro años de prisión y cien días multas por los ilícitos cometidos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus