• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El 60% de los fugitivos buscados por la justicia estadounidense que fueron encontrados en 2012, fueron extraditados desde Latinoamérica, reveló ayer el agregado de Seguridad de la Embajada de Estados Unidos en Managua, Patrick Leonard.

Leonard, del Servicio de Seguridad Diplomática, adscrito al Departamento de Estado, precisó que en 2012 los servicios de seguridad diplomática coordinaron el regreso a Estados Unidos de 239 fugitivos buscados por las autoridades de ese país. De esos, 145 fueron extraditados desde Centro y Sudamérica.

El funcionario agregó que Belice y Costa Rica resaltan por ser los países de donde más se extraditaron fugitivos.

Recientemente, en conjunto con agentes de la Oficina de Seguridad Diplomática, el FBI, Migración y la Policía Nacional, se localizó en Estelí al estadounidense Erick Toth, uno de los 10 fugitivos más buscados por el FBI.

Ayer, durante una conferencia de prensa en la Embajada de Estados Unidos en Managua, Leonard no quiso precisar las pistas que llevaron a la captura de Toth, quien está siendo acusado por producción y posesión de pornografía infantil en Washington.

“Se siguieron las líneas de investigación. Se llevaron a cabo una serie de entrevistas y nos coordinamos con la Policía”, expresó Leonard, quien agregó que el FBI “recibió una pista anónima y así se originó la investigación”.

“El señor Toth se encuentra tras las rejas en espera de ser juzgado en Estados Unidos. El servicio de Seguridad Diplomática espera continuar su exitosa colaboración con la Policía Nacional y con Migración”, dijo.

Según el funcionario estadounidense, en ese país existe una Ley de Notificación de Registros de Delincuentes Sexuales, que establece que cuando estos cumplen su condena y viajan fuera del país, deben informarlo. Las autoridades, a su vez, lo notifican a los encargados de la Oficina de Seguridad Diplomática, quien lo reporta a las autoridades de cada país.

145 extraditados

De 239 fugitivos buscados por las autoridades de Estados Unidos, 145 fueron extraditados desde Centro y Sudamérica en 2012.