Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

CHONTALES y LEÓN
El robo podría ser el móvil del crimen perpetrado la noche del lunes contra el sacerdote nicaragüense Walter José Aguilar Lanzas, de 46 años, encontrado muerto en un motel de esa ciudad hondureña.

Según las autoridades policiales de aquel país, el presbítero pudo haber sido víctima de robo por parte de un hombre de piel morena que ingresó con él, la noche del lunes, al motel donde fue encontrado muerto.

Sin embargo, la Policía del vecino país del norte no descarta que el crimen haya tenido otras motivaciones, porque al sacerdote le fue encontrada una pequeña cantidad de dinero, que no se corresponde con los gastos que se supone debía incurrir en su viaje, estadía y atención médica en Honduras.


Consternación en Acoyapa, Chontales
Los restos del padre Walter José Aguilar Lanzas, de 46 años, asesinado en Honduras, son esperados en la catedral Asunción de María, en Juigalpa, Chontales, donde recibirá uno de los homenajes póstumos de la feligresía de Chontales.

El padre Paúl Oporta, párroco de la iglesia San Sebastián, en Acoyapa, Chontales, dijo que el recordado presbítero recibirá cristiana sepultura en el cementerio de Acoyapa, como siempre fue el deseo del padre Walter José Aguilar.

El padre Aguilar Lanzas, quien estaba en terapia después de recuperarse de dos derrames que había tenido, viajaba periódicamente a Honduras a realizarse tratamiento, pero con tan lamentable suerte que perdió la vida en circunstancias aún no muy claras.

El padre Yalmer Aragón, Vicario de la Diócesis de Juigalpa, señaló que es lamentable este suceso ocurrido a un religioso tan querido por la comunidad chontaleña, y que será monseñor René Sándigo Jirón quien dará un pronunciamiento oficial, a su llegada de México, donde participaba de la Conferencia Episcopal Latinoamericana.

El padre Yalmer destacó que los cristianos han sido formados para ejercer el perdón y en este caso es la petición que están haciendo, al igual que el llamado a la feligresía a orar por el eterno descanso de religioso, por el perdón y por respetar la voluntad del Creador.

Hasta Honduras ha viajado el padre Oscar Chavarría, párroco de Cuapa, para hacerse cargo del retiro del cuerpo de la morgue y su traslado vía terrestre por El Guasaule hasta Chontales, donde habrá misa de cuerpo presente en la Catedral de Juigalpa y luego será el sepelio en la ciudad de Acoyapa, donde el padre Walter estuvo ubicado gran parte de su apostolado sacerdotal, y donde revitalizó la celebración de San Sebastián.

Aunque era originario de la ciudad de León, más de diez años estuvo sirviendo en la diócesis de Juigalpa, y por problemas de salud actualmente estaba encargado de la ermita de La Palma y apoyaba en las misas de la Catedral de Juigalpa. La última misa que realizó fue el pasado sábado, en acción de gracias y el inicio de la campaña electoral solicitada por el PLC y el movimiento Vamos con Eduardo.


Obispo de León, censura violencia
El Obispo de la Diócesis de León, monseñor Cesar Bosco Vivas Robelo, conoció a través de EL NUEVO DIARIO, la forma violenta en que murió el sacerdote Walter José Aguilar Lanzas, de 46 años, en San Pedro Sula, Honduras, y aprovechó la presencia de nuestro corresponsal para condenar el hecho sangriento.

“La muerte trágica del sacerdote Aguilar Lanzas me llena de tristeza, tanto el hecho de que sea la victima un sacerdote, como el hecho de un crimen, que siempre será censurable. Desconozco sinceramente la trayectoria sacerdotal del padre en la Diócesis de Juigalpa, Chontales, y me estoy enterando que es originario de León, pero en realidad no lo conocí”, aseguró el obispo.

Lamento profundamente la pérdida del padre Walter José, y lo tendré muy presente en mis oraciones. También pediré por la conversión de las personas que cometieron el horrendo crimen”, exteriorizó.

El padre Walter José Aguilar Lanzas, tenía dieciséis años de vida sacerdotal, era párroco de la iglesia Divino Niño, en el municipio de Juigalpa, Chontales. “No quisiera adelantarme en nada con posibles circunstancias o motivaciones relacionadas a la muerte del religioso, serán las autoridades policiales quienes se encargaran de esclarecer los hechos”, dijo Vivas Robelo, después de haberse reunido con el Vicario de la Diócesis, monseñor Silvio Antonio Selva González, en el Palacio Episcopal de León.

En cuanto al traslado del cadáver de Juigalpa hacia León, el obispo Vivas Robelo manifestó que no ha sido informado de nada, desconoce que proyectos hay en relación al sepelio del sacerdote. El obispo de Juigalpa es quien decide dónde debe de ser sepultado el sacerdote, pero si es voluntad de la familia enterrarlo en un cementerio cercano, es comprensible, enfatizó.







El padre Walter Aguilar Lanzas, durante una celebración religiosa en la parroquia de San Sebastián, en Acoyapa, Chontales. MOISES LÓPEZ/ END