Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Tomado de Prensa Libre
Guatemala

Guatemala es uno de los países de América Latina y el Caribe que está más lejos de llegar a la meta de alcanzar la universalidad, indica el Índice de Oportunidades Humanas (IOH), elaborado por el Banco Mundial.

El país se encuentra a la mitad de la tabla con 50 por ciento en el IOH, debido a la baja cobertura, como por la distribución desigual de oportunidades.

Sin embargo, Guatemala registró amplias mejoras en sus oportunidades de vivienda, a pesar de que todavía se requieren sustanciales esfuerzos adicionales para igualar las oportunidades entre los niños.

Los resultados del IOH, que incluye a 19 países, muestran que el lugar de nacimiento, en primer lugar, y el ingreso de los padres, en segundo, son determinantes poderosos del acceso a servicios de agua potable, de saneamiento y de electricidad. La educación de los padres y su estatus socioeconómico están estrechamente vinculados a los logros educativos de sus hijos.

Argentina (88 por ciento), Chile (91 por ciento), Costa Rica (86 por ciento), Uruguay (85 por ciento) y Venezuela (86 por ciento) están más cerca de la universalidad de oportunidades. Guatemala (50 por ciento), Honduras (53 por ciento) y Nicaragua (46 por ciento), están más lejos de llegar a la meta.

El estudio encuentra también que entre un cuarto (Colombia) y la mitad (Guatemala) de la desigualdad de ingreso que existe entre los adultos de América Latina, se debe a circunstancias fuera de su control que enfrentaron al inicio de sus vidas. La raza es también un factor clave para explicar las diferencias de ingreso, sobre todo en los grupos con más desventajas.

Guatemala puede estar todavía atrapado en una situación de alta desigualdad de ingreso y grandes desigualdades de oportunidades para los niños, lo cual sugiere que se requiera políticas más eficaces dirigidas a aumentar la igualdad de oportunidades.