•  |
  •  |
  • END

Pasadas las 10 de la mañana entraron a declarar a la Fiscalía, Carlos Fernando Chamorro, del Centro de Investigaciones en Comunicación, Cinco, y Sofía Montenegro, del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, pero fue hasta un cuarto para las tres que salieron de la entrevista. Tanto tiempo no fue suficiente para que esa entidad explicara las razones de la comparecencia de Chamorro, ni de qué y por qué se le acusa.

Estas interrogantes fueron las mismas de Chamorro hacia el representante del Ministerio Público, pero éste, según el director de Cinco, aseguró que investigaba de oficio con base en declaraciones públicas que han brindado autoridades del Ministerio de Gobernación y la propia Fiscalía.

“El fiscal no dijo que estamos siendo acusados por el delito de lavado de dinero, dijo que investiga de oficio sobre la base de hechos públicos, que son las declaraciones brindadas por la ministra de Gobernación y por la fiscal adjunta Ana Julia Guido”, explicó Chamorro.

¿Qué preguntaron?
La comparecencia de Chamorro y Montenegro fue sobre los objetivos de Cinco y cómo se toman las decisiones en esa organización, pero el mayor interés recayó sobre el convenio entre Oxfam y el MAM.

Chamorro explicó que dicho convenio es financiado por el Fondo Común de Apoyo a la Sociedad Civil para la Gobernabilidad Democrática, creado por ocho países europeos en 2006. Para la ejecución se creó una secretaría técnica integrada por varias organizaciones y Oxfam Gran Bretaña.

Las bases de este convenio, según Chamorro, establecen que pueden solicitar fondos organizaciones con personería o instancias públicas y privadas que puedan ser representadas por una organización civil legalmente constituida, tal es el caso del MAM y el convenio que realizó Cinco entre ellas y Oxfam.

“Le explicamos la coherencia que existe entre el proyecto que presentó el MAM, enfocado en promover la ciudadanía plena de las mujeres y las actividades que Cinco ha realizado a lo largo de trece años”, afirmó Chamorro.

Que llamen a donantes
También explicó que en el convenio queda claro que la instancia técnica ejecutora es el MAM y Cinco la ejecutora administrativa financiera.

En vista de que la entrevista que hizo el Ministerio Público giró en el convenio señalado antes, Chamorro solicitó que llamaran a declarar, además de las 17 organizaciones con convenios similares, a los ocho países donantes para que certifiquen si los fondos son lícitos o no.

“A nosotros no nos queda la menor duda, pero el Ministerio Público y la ministra de Gobernación presumen que detrás de este convenio existe lavado de dinero, y por lo tanto los fondos no son lícitos, por lo que demandamos que citen a estos gobiernos para que certifiquen la legalidad de los fondos”, señaló Chamorro.

Interés del gobierno
Chamorro dijo salir preocupado de la Fiscalía ante la posibilidad de que se arme un caso jurídico por motivaciones políticas en contra de Cinco y de otras ONG, en el que posiblemente esté detrás el interés del gobierno por afectar los espacios democráticos que ejercen ONG y movimientos sociales.

Según Chamorro, las preguntas del Ministerio Público fueron de carácter inquisitorio, y de antemano tenían previstos los cuestionamientos. Según Boanerges Ojeda, abogado de Chamorro, eso desvirtúa el proceso, pues además de que la Fiscalía debió explicar por qué se llama a declarar, sólo se tiene el tema y no preguntas preestablecidas.

Al final, Montenegro no dio declaraciones, pero fue respaldada desde primeras horas de la mañana por sus compañeras del MAM, quienes llegaron con mantas y algunas máscaras usadas durante la insurrección sandinista para protestar por lo que ellas consideran una persecución política del gobierno.