•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Reynaldo Juárez Sunsín, de 62 años, recoge a diario un promedio de ocho kilos de botellas plásticas para venderlos a C$6.50 el kilo, y obtiene una ganancia de C$52.

Con este dinero, además de alimentarse, puede pagar una cuota de C$50 para aportar a la causa de los adultos mayores, cuando organizan protestas, plantones y retenes, como lo hicieron ayer para introducir un anteproyecto de ley al Seguro Social ante la Asamblea Nacional.

Juárez duerme en la casa de un familiar. Se levanta a las 4:30 a.m. para hacer su recorrido por las calles de Managua en busca del plástico. A esa hora tiene más oportunidad de encontrar botellas en las calles. Cuando era joven fue taxista, y aunque asegura que aún tiene una vista “excelente”, debido a su edad, ya nadie le confía su taxi para trabajar. Solo logró cotizar 525 semanas de trabajo formal.

Quieren recibir su inversión

Otros adultos mayores reciben un bono de C$2,000 otorgado por el Gobierno, y otros tienen el apoyo de sus hijos, sin embargo, todos quieren recibir la inversión que hicieron al Seguro Social cuando eran jóvenes, aunque no completaron las 750 cotizaciones.

Juárez pertenece a la Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM, que ayer logró ingresar a la Asamblea Nacional con la representación de su presidente, Porfirio García, quien entregó a los diputados un anteproyecto de ley, donde proponen formalmente su solicitud de pensión reducida, mientras en las afueras del parlamento Reynaldo Juárez se mantenía haciendo acto de presencia con un centenar de personas de cabellos blancos y de ojos tristes, expuestos al sol, quienes ya cuentan cinco años con la misma demanda, y han visto morir en la lucha a otros de sus compañeros.

Anteproyecto de ley

Previamente, los ancianos --llegados de diferentes departamentos-- se plantaron a cientos de metros de la Secretaría del gobernante Frente Sandinista y de la casa del mandatario Daniel Ortega, que funciona como sede presidencial.

En la Asamblea Nacional, García fue recibido por la asistente de la diputada Alba Palacios, Primera Secretaria de la Asamblea Nacional, a quien le entregó la iniciativa de ley que incluye su pliego petitorio.

En la propuesta, los demandantes insisten en que se les entregue una pensión reducida de acuerdo con el salario mínimo vigente, que se modifique anualmente conforme a esa variable.

Revisarán propuesta

El diputado Gustavo Porras manifestó que la iniciativa debe ser revisada por las diferentes bancadas, para ver si es posible o no someterla a discusión.

No obstante, el diputado oficialista consideró que el Gobierno ya ha dado respuesta a unos 8,000 ancianos, quienes supuestamente reciben un bono y otros beneficios.

Según los dirigentes de los demandantes, existen 24,000 afiliados a la UNAM en el país, sin embargo, aseguran que no todos los miembros de su movimiento reciben dicho bono, y que a muchos se les ha excluido de otros beneficios.

Por su parte, Reynaldo Juárez Sunsín tendrá que seguir recogiendo botellas para acompañar la causa, porque las protestas continuarán en los próximos días hasta que reciban su pensión reducida.