•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque no han pasado ni diez días desde que el diputado del FSLN Edwin Castro aseguró que este año el Gobierno de Nicaragua no discutiría la reforma a la Ley del Seguro Social, ayer el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño, confirmó que en las próximas semanas iniciarán las negociaciones de modificación al sistema de pensiones que entrará en vigencia a partir de 2014.

Sin embargo, el funcionario señaló que se descarta el aumento a la edad de jubilación y a las cotizaciones, como inicialmente pretendía la reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, que planteaba pasar la edad de retiro de 60 a 65 años, y duplicar las semanas cotizadas de 750 a 1,500.

“(Hemos) descartado nuevas leyes o reformas a las leyes, hemos descartado que sea necesario aumentar la edad de jubilación (…) hemos hallado una fórmula que haría innecesario aumentar las semanas. Nada voy a decir en público mientras no se lo plantee a los empresarios y sindicatos”, dijo Arce al ser consultado sobre los detalles de los cambios que serán introducidos al INSS.

¿Y cuál es la fórmula?

Según Arce, “la fórmula” que se negó a precisar, dará respuesta a las debilidades financieras que enfrenta actualmente el INSS.

La iniciativa de reforma a la Ley de Seguro Social surgió como una respuesta a las solicitudes del FMI, para dar mayor sostenibilidad al INSS.

“Hemos prácticamente descartado hablar de nuevas leyes o de reformar la Ley, pero hay que darle respuestas a problemas financieros, de contar con recursos para que todos los jóvenes tengan pensión más adelante, y el Gobierno ya tiene una propuesta”, indicó el funcionario de Gobierno al concluir una reunión de la Comisión de Seguimiento con el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep.

Negociaciones en junio

Arce señaló que esta propuesta será presentada ante los sindicatos y ante una comisión técnica del Consejo Superior de la Empresa Privada, una vez que esta organización gremial tenga el equipo de trabajo que verá el tema.

Según el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, las negociaciones con el Gobierno arrancarían en junio, y también señaló que ya informaron de este proceso al representante del Fondo Monetario Internacional en Nicaragua.

“El interés del sector privado (…) es que lo que vayamos a discutir con el gobierno y lo que el gobierno también discuta con las organizaciones sindicales vamos a buscar que su implementación sea a partir de 2014”, dijo Aguerri.

Crece número de asegurados

De febrero hasta abril se afiliaron 8,000 personas más al seguro social, al pasar de 661,600 a 669,000, según los más recientes datos del Banco Central de Nicaragua, que también reporta un crecimiento interanual de 8.7%.

 

La fórmula

“…Hemos hallado una fórmula que haría innecesario aumentar las semanas. Nada voy a decir en público mientras no se lo plantee a los empresarios y sindicatos”, dice Arce.

 

Salida financiera

“Hemos, prácticamente, descartado hablar de nuevas leyes o (de) reformar la Ley, pero hay que darle respuestas a problemas financieros, de contar con recursos para que todos los jóvenes tengan pensión más adelante, y el Gobierno ya tiene una propuesta”, indicó el asesor para asuntos económicos, Bayardo Arce, al concluir una reunión de la Comisión de Seguimiento con el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, hecho que dejó entrever el beneplácito de los empresarios.

 

¿Subir tasa de cotización?

Antes de las declaraciones de Arce, el diputado presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, dejó entrever ayer en el hemiciclo legislativo una posible reforma vía Consejo Directivo del INSS, así como sucedió en el período del expresidente Arnoldo Alemán, cuando se elevó la tasa de cotización.

“Reforma puede haber de diferentes formas, no necesariamente por ley; puede haber reforma por vía ejecutiva. Alemán nos metió el 6% sin reforma, porque el Consejo Directivo del INSS hizo una chochada ahí, y pasó del 4 al 6%, entonces no necesita venir aquí (a la Asamblea), y esa fue una reforma importantísima”, dijo Porras.

En este sentido, el experto en temas de seguridad social, Manuel Ruiz, dijo que el Consejo Directivo del INSS no tiene ninguna facultad para reformar la ley ni el reglamento, y de esta manera aumentar el porcentaje que los trabajadores pagan al INSS, así como lo hizo en su período el expresidente Arnoldo Alemán.

Ruiz recordó que el INSS en el período del exmandatario Alemán aumentó la tasa de cotización del 4 al 6%, y que ese aumentó tuvo que haber pasado por la Asamblea Nacional, por lo tanto, en su momento se introdujo un recurso por inconstitucionalidad en la CSJ.

El experto citó el artículo 114 de la Constitución Política de Nicaragua, el cual dice literalmente que “corresponde exclusivamente y de forma indelegable a la Asamblea Nacional la potestad para crear, aprobar, modificar o suprimir tributos”, por lo tanto, un cambio propuesto por el Consejo Directivo del INSS o por el mismo presidente Daniel Ortega es inconstitucional.