•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Ley del Seguro Social que entrará en negociaciones en los próximos días no afectaría la tasa de las cotizaciones, la edad de jubilación ni la cantidad de semanas a cotizar, según las declaraciones que brindó ayer el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, el sandinista Wálmaro Gutiérrez.

“El mensaje es clarito: tenemos que buscar otras formas de hacer viable el Seguro Social, pero no es a través del incremento de las cotizaciones ni de su monto, o de los años a cotizar”, señaló enfáticamente Gutiérrez.

“No asumirá costos…”

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, señaló ayer que el sector empresarial “no asumirá costos unilaterales alrededor de este tema”.

“Cualquiera que sea la respuesta que se vaya a negociar, tiene que ser de costos compartidos” dijo Aguerri.

Según el líder empresarial, los resultados que surjan de las negociaciones con el Gobierno será “una respuesta de costos compartidos”, donde el sector empresarial, los trabajadores y el gobierno tendrán su carga.

A negociar pronto

Las negociaciones que serán abiertas en las próximas semanas fueron anunciadas el pasado martes por el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño, quien de entrada dijo que queda descartado el aumento a la edad de jubilación y al número de cotizaciones, como inicialmente pretendía la reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, que planteaba pasar la edad de retiro de 60 a 65 años, y duplicar las semanas cotizadas de 750 a 1,500.

“Vamos a trabajar ya en manera concreta, vamos a tocar las puertas de los organismos internacionales que nos han apoyado en este sentido, a la Organización Internacional del Trabajo y al Banco Interamericano de Desarrollo”, agregó Aguerri.

Que respondan al FMI

Además, indicó que el sector privado buscará que los acuerdos que alcancen con el Gobierno respondan a las expectativas del Fondo Monetario Internacional, FMI, encaminadas al fortalecimiento de la Seguridad Social.

“En este momento, nosotros lo que hemos planteado es que para el sector privado es importante revisar no solo el incremento de la cuota de la patronal y de los trabajadores, sino que hemos dicho que tenemos que ver qué va a pasar en función del seguro social en el campo, en las pymes, en el sector informal; qué va a pasar con los beneficios que otorga el INSS”, concluyó Aguerri.

 

Reforma solo por Asamblea

Según el experto en temas de Seguridad Social, Manuel Ruiz, la Ley de Seguridad Social solo puede ser modificada o derogada por la Asamblea Nacional, al igual que la tasa de cotización del Seguro Social, según lo establecido el artículo 114 de la Constitución Política.

Sin embargo, indicó que también el presidente de la República está facultado para reformar aspectos administrativos del reglamento de la seguridad social, basado en el artículo 150 de la misma legislación.

“¿Puede el Ejecutivo reformar el reglamento? La respuesta es sí. ¿Qué puede reformar? Tiene facultades para ampliar la cobertura (de los asegurados), que pueda cambiar la forma de calcular la pensión, que pueda cambiar la forma de nombrar al consejo directivo, que pueda hacer un decreto relativo a fortalecer las inversiones, pero no a mover la tasa de las cotizaciones”, subrayó el especialista.

 

Costo compartido

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, dijo que los costos de la reforma al Seguro Social no serán solo una carga para el trabajador y los empleadores, sino que también recaerá en el Gobierno. “No será gratis (la reforma) para ninguna de las partes”, recalcó.