•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En medio de un bullicio ensordecedor provocado por los altoparlantes instalados por el Sindicato de Trabajadores Judiciales y por una banda filarmónica llevada por la Asociación Democrática de Abogados, ambos grupos miden fuerzas a favor y en contra de la controversial Ley 779, justo a la entrada a la Corte Suprema de Justicia, CSE.


Jueces y médicos forenses encargados, cada uno en su especialidad, de aplicar la ley contra la violencia hacia las mujeres, participan en el plantón a favor de la legislación.  A criterio de quienes se oponen a dicha ley, y que hoy protestan a pocos metros, este hecho deja al descubierto que los funcionarios judiciales son juez y parte en la Ley 779.

Sin embargo, la jueza especializada en violencia, María Fabiola Betancourt, quien participa en el plantón de los empleados judiciales, rechazó tales señalamientos asegurando que su participación no interfiere en su función jurisdiccional.

Un nutrido grupo de hombres, carteles en mano, y algunas mujeres se plantaron hoy frente a los portones de acceso de la CSJ para pedir la derogación de la Ley 779 por considerarla inconstitucional.