•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El embajador de Francia en Nicaragua, Antoine Joly, consideró que hubo una reacción desproporcionada de parte de las autoridades en el caso del periodista chileno Héctor Retamal, de la Agencia Francesa de Prensa, AFP, detenido y expulsado del país la semana pasada.

El Ministerio de Gobernación dijo en un comunicado que el reportero gráfico fue expulsado violar el cordón de seguridad presidencial, por no tener visa de trabajo y conducir en moto sin placa y sin licencia.

“Puedo entender que hay un problema porque el periodista que estaba aquí (en Nicaragua) debía tener un documento para trabajar aquí, pero no es necesario cuatro días en la cárcel y la expulsión del periodista”, dijo Joly.

“Eso es un desequilibrio entre el problema y la solución al problema”, destacó el diplomático francés.

Retamal, de 37 años, con 11 meses trabajando para la agencia francesa en Nicaragua y Costa Rica, fue detenido la noche del martes 7 de mayo, al llegar al retén de seguridad de la residencia presidencial luego de identificarse como corresponsal de la agencia internacional.

El fotoperiodista estaba en el lugar para cubrir la reunión del presidente Daniel Ortega y el ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina Riad Malki, quien estuvo de gira por Centroamérica.

Las autoridades no levantaron cargos contra Retamal, pero aun así lo mantuvieron detenido e incomunicado por cuatro días en las cárceles de la DAJ, donde va a parar los detenidos que son investigados por casos de gran relevancia.

Al reportero gráfico tampoco le permitieron acceder a un abogado.