•  |
  •  |
  • END

Dieron muerte por encargo a ancianos de la San Sebastián

Abren cárcel a dos sicarios criollos
* "Cementera" y Ronnie Fonseca que actuaron como sicarios criollos fueron condenados a 30 años de prisión y no cumplieron ni siquiera la mitad
* Carlos Alberto Arévalo y María Luisa Lara se dirigían a su ciudad, cuando les dispararon poco antes de llegar a El Boquete
* Fiscal afirmó que tienen que aceptar la decisión porque el nuevo Código Penal establece la retroactividad en beneficio del reo, aunque al parecer tienen otra mano siniestra que los protege

La juez tercero de ejecución de sentencia y vigilancia penitenciaria, Rosario Gaitán, ordenó la libertad de los asesinos del matrimonio de ancianos Carlos Alberto Arévalo, de 75 años, y María Luisa Lara, dueños de la Distribuidora San Sebastián.

Edmundo Guerrero, alias “Cementera”, y Ronny Fonseca, condenados a 30 años de presidio por el asesinado del matrimonio Arévalo, fueron beneficiados con la adecuación de las penas contempladas en el nuevo Código Penal que elimina el presidio.

El asesinato ocurrió el 25 de agosto de 1996, en sector de El Crucero, cuando los ancianos se dirigían a su casa ubicada en Diriamba.

La fiscal Carmen Marina Ulmos Mora afirmó que tienen que aceptar la decisión porque el nuevo Código Penal establece la retroactividad en beneficio del reo y al desaparecer el presidio tenían derecho a la libertad condicional.

Explicó que antes de que entrara en vigencia el nuevo Código, la defensa de los reos pidió la libertad, pero les fue negada porque no habían cumplido los años de prisión establecidos en ese momento para la libertad condicional.

Sin embargo, el nuevo Código Penal establece la adecuación de las penas, por lo que al hacerse el cómputo de días trabajados, tenían cumplidas las tres cuartas partes de la pena para acceder al beneficio.

“No representan peligro”
El artículo 96 del nuevo Código Penal establece que libertad condicional para las penas que excedan los cinco años de prisión y quienes concurran las siguientes circunstancias: que haya cumplido las dos terceras partes de la condena impuesta, que haya observado buena conducta.

Indicó que, además de eso, pidió que se les hiciera una valoración psicológica de carácter individual, y como el Sistema Penitenciario no tiene capacidad para ello, la juez los remitió al Instituto de Medicina Legal, que en su valoración los ubicó en una escala del 1 al 5 en 2, lo que significa que no representan ningún peligro de reincidencia.

Fonseca no puede salir de Managua y Guerrero sólo puede circular por Managua y Masatepe, este último municipio porque ahí vive su familia; además, deberán de comparecer mensualmente a los juzgados para el registro de control de reos, indicó la Fiscal.