•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El mundo está repensando una estrategia de desarrollo a emplear después de 2015, año en que se vence el plazo para cumplir con los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM, que se adquirieron en 2000, por lo que en cada región se están organizando procesos de consultas con organizaciones de la sociedad civil, pueblos indígenas, sector privado y representantes de los respectivos parlamentos.

Estos procesos multinacionales de consulta son convocados por las Naciones Unidas, y el objetivo es presentar y discutir ideas que servirán como base para elaborar la hasta ahora llamada “Agenda de Desarrollo Post 2015”.

La última reunión se realizó entre el 17 y el 20 de abril en Guadalajara, México.

Germán Quezada, coordinador de programas del Centro Humboldt, estuvo en ese encuentro, y habló con El Nuevo Diario sobre los temas que se abordaron y cuál fue el planteamiento de la sociedad civil.

La sostenibilidad en aras de la conservación del agua y la biodiversidad, las brechas entre etnias y géneros, la gestión de riesgos y la coordinación de cara a la construcción de la Agenda de Desarrollo Post 2015, son algunos de los temas que ocuparon la agenda en Guadalajara, refirió Quezada.

En ese contexto, según Quezada, la sociedad civil hizo alusión a dos aspectos a tomar en cuenta: el aporte financiero de organismos internacionales para ejecutar programas de desarrollo no puede condicionar a los países, y la sostenibilidad del desarrollo pasa por respetar los derechos individuales y colectivos, y por la rendición de cuentas.

El sector privado

Quezada afirmó que en la reunión de Guadalajara el sector privado planteó que su aporte a la Agenda de Desarrollo Post 2015 sería a través de la Responsabilidad Social Empresarial, la filantropía y el incremento de la oferta de capacidades para el desarrollo a cambio de reducción de pago de impuestos.

Sin embargo, dijo que la sociedad civil no está de acuerdo en ello, especialmente con el último punto. De hecho, señaló que la Agenda de Desarrollo Post 2015 debería incluir en la implementación de impuestos a las transacciones globales.

"La Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) dice que si se cobra el 1.5% a transacciones globales en Latinoamérica, tendríamos todos los recursos que necesitamos para atender al sector social en la región, porque significarían más de US$75,000 millones por año", apuntó Quezada.

El especialista del Centro Humboldt indicó que a finales de septiembre de este año empieza el turno para que los gobiernos elaboren y planteen ante las Naciones Unidas, sus propuestas para construir la Agenda de Desarrollo Post 2015.

¿Se cumplirán los ODM?

En 2000 los 189 países miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a cumplir para 2015 con ocho propósitos de desarrollo humano, conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM.
A menos de dos años de 2015, la pregunta es si los países lograrán las metas, que van desde erradicar la pobreza extrema y el hambre, hasta fomentar una asociación mundial para el desarrollo.
Quezada sostiene, además, que aunque los ODM han contribuido a “aliviar el sufrimiento que vive la mayor parte de las masas empobrecidas del planeta”, como el hambre, la pobreza y enfermedades, no promueven el desarrollo en la medida en que no atacan los problemas estructurales, como la desigualdad y la mala distribución de las riquezas.