•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En noviembre de 2012, el abogado defensor de Marcio Rodríguez Reyes solicitó a la jueza Carmen Velásquez Lazo, la libertad para su cliente, alegando que ya había cumplido con la sentencia de tres años de prisión por provocarle lesiones psicológicas graves a su expareja, Katherine Zelaya Pérez.

“Mi defendido fue detenido el 15 de agosto del 2010, teniendo a la fecha de hoy --16 de noviembre del 2012-- acumulados dos años, tres meses y un día de detención corporal, y ha estado laborando 278 días, equivalentes a nueve meses y dos días que sumando da un total de tres años y tres días, es decir que se encuentra ilegalmente detenido”.

Así dice el escrito que presentó de manera “urgente” a las 9:35 am del 16 de noviembre de 2012, en la Oficina de Recepción de Recepción y Distribución de Causas y Escritos, Ordice, el abogado Ricardo Flores González, defensor de Rodríguez, y dirigido a la judicial Velásquez Lazo, titular del Juzgado Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de la capital.

De ese escrito, la jueza Carmen Lazo respondió con una resolución declarando “improcedente” y carente de fundamento la solicitud de excarcelar a Rodríguez, hecha por el abogado defensor.

El 22 de enero del 2013, el abogado Flores insistió nuevamente en la libertad de Rodríguez, esta vez promoviendo un incidente de extinción de pena por cumplimiento de sentencia, pero fue hasta el 13 de abril del mismo año que la judicial se pronunció, denegándole al reo el referido beneficio.

El ahora ex reo, quien finalmente fue puesto en libertad un mes atrás, denunció que estuvo detenido de manera ilegal un año y 20 días, porque según él, la jueza Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Carmen Velásquez Lazo, no le reconoció el tiempo que laboró en el penal.

Rodríguez estuvo detenido dos años y siete meses, que sumados al año, cinco meses y 23 días que laboró en el penal totalizó cuatro años y 20 días de efectiva prisión, según el cómputo del abogado defensor Ricardo Flores González.

 

Razonamientos judiciales

El 4 de octubre de 2011, la jueza Carmen Velásquez Lazo negó el beneficio de la suspensión de pena a Rodríguez Reyes, expresando mediante sentencia en la cual recomienda que pase por un proceso de terapia con los psicólogos del Sistema Penitenciario durante tres meses.

El 26 de enero del 2012, los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, ratificaron la sentencia de la jueza Velásquez donde denegó la suspensión de la pena a Rodríguez.

El 27 de julio del 2012, el juez suplente del Juzgado Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Wilfredo Ramírez Lacayo, le negó igual petición al exrecluso señalando que la pena máxima por lesiones psicológicas graves son siete años de prisión, aunque Rodríguez fue condenado a tres años.