•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres años fueron necesarios para que el sistema de justicia diera inicio al proceso por el delito de parricidio de Dina Carrión, cuya audiencia fue programada para el 14 de junio de este año, para este caso que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos catalogó como especial por el retardo institucional evidente.

Familiares de Carrión expusieron esto ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que ha dado seguimiento al caso y tramitaron la denuncia a nivel internacional.

“El caso causó interés en la CIDH y fue numerado el 7 de mayo como el expediente P-1944-12”, expresó la licenciada Brenda Rojas, abogada del Cenidh. La carta de la CIDH fue firmada por Emilio Álvarez Icasa, secretario ejecutivo de esta instancia internacional.
 
El juez Séptimo de Distrito Penal de Audiencia de la capital, Abelardo Albir Ramos, dispuso la fecha de la celebración de la audiencia dos meses después que la Sala Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, rechazó la recusación de la defensa de Juan Carlos Siles Saravia, a quien señalan por el supuesto delito de parricidio.

El juez Albir, cuando rindió su informe ante los magistrados de segunda instancia del TAM, aclaró que él no tiene ningún interés, económico, social, personal o interpersonal en la causa radicada en la judicatura a su cargo.