elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Nicaragua enviará mañana a la Asamblea Nacional un proyecto de reforma a la Ley de Estabilidad Energética, el cual mantendrá un subsidio en la tarifa de electricidad a más de 680.000 clientes que consumen menos de 150 kilovatios al mes, anunciaron hoy las autoridades.

"Nuestro presidente (Daniel Ortega), después de intensas jornadas de trabajo, ha aprobado para enviar a la Asamblea Nacional la reforma a la Ley de Estabilidad Energética", dijo a través de medios oficiales la primera dama y portavoz gubernamental, Rosario Murillo.

La funcionaria explicó que el proyecto de reforma, el cual espera sea ratificado por el Parlamento, donde el oficialismo tiene mayoría absoluta, mantiene el subsidio en la tarifa de energía eléctrica a los clientes que consumen menos de 150 kilovatios al mes.

Según Murillo, esa iniciativa protegerá de eventuales alzas en la tarifa de electricidad al 86 % de los consumidores domiciliares, "es decir más de 800.000 familias nicaragüenses", aunque no especificó de donde saldrá la financiación para el subsidio.

Las familias que consumen menos de 150 kilovatios al mes representan el 82 % de los 830.000 clientes de energía eléctrica de Nicaragua, unos 680.600 consumidores, de acuerdo a cifras del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador del sector.

"También en esa (iniciativa de reforma a la) ley se contempla la exigencia a la empresa distribuidora para que haga las inversiones necesarias de manera que se mejore y se amplié a más familias nicaragüenses el servicio de la energía", adelantó Murillo.

Además, exige a las empresas distribuidoras "mejorar sus redes, invertir de manera que se pueda ampliar el servicio, incluido el domiciliar, y que se estabilice el servicio", señaló la funcionaria.

Las distribuidoras Disnorte y Dissur, antes propiedad de la española Gas Natural Fenosa, pertenece ahora a la sociedad TSK-Melfosur Internacional, conformada por las españolas TSK y Melfosur.